14 abril 2014

Premios Poliedro 2013

2009 fue el año de Dark Heresy

2010 fue el año de Aventuras en la Marca del Este

2011 fue el año de La Llamada de Cthulhu Edición Coleccionista

2012 fue el año de La Puerta de Ishtar

2013 fue el año de... ¿Apocalypse World?

Vaya... tendréis que convencerme de esto.

Los Premios Poliedro de 2013

Por quinto año consecutivo, se han entregado los Premios Poliedro. Los jurados de estos premios son personas que se dedican a hablar de juegos de rol en internet, y que son administradores de blogs, webs, podcast o foros relacionados con estos juegos. Yo llevo siendo jurado desde los primeros premios y como todos los años, tengo que felicitar a Jon Nieve, del blog El otro viento por ocuparse de la organización del evento y a Julio López por administrar el foro de la Rolesfera en el que debatimos sobre los nominados (.

Este año hemos tenido unos cuantos incidentes a la hora de votar, como que se ha caído el foro, hemos empezado a votar muy tarde y otros problemillas. Debe ser porque este año los premios están dedicados a Dave Arneson y Gygax se ha enfadado y nos ha enviado una o dos maldiciones desde el plano en el que mora actualmente.

En años anteriores, los Premios Poliedro han estado rodeados de una cierta polémica. En opinión de varias personas, los Premios no son representativos del sentir de la afición, sino simplemente de un grupito de gurús viejunos; o bien, no tienen en cuenta ciertas formas de comunicación como los podcasts o los canales de Youtube; o, directamente, que salen ganadores una mierda de juegos XD.

Ante todas estas críticas sólo puedo decir que si quieres participar únicamente tienes que tener un poco de interés en el mundillo rolero de Internet, el suficiente al menos como para escribir en un blog, administrar un foro o cosas similares. Y además, cada año se intenta mejorar proponiendo nuevas categorías, como la de "Mejor Programa de vídeo rolero" de esta edición.

De todas formas, criticar sigue siendo legal en este país, así que el que quiera o la que quiera puede hacerlo sin problema :). Dicho lo cual, pasemos a comentar los premios.

Las categorías

  • Mejor Programa de vídeo rolero: "Memorias de un rolero". Confieso que en esta categoría no tenía muy claro a quién votar porque no sigo demasiado los canales vídeo roleros. Soy un barbablanca de la vieja escuela y me sigue resultando mucho más cómodo leer que ver vídeos. Aún así, en esta categoría voté por el único canal que sigo de cuando en cuando, que es "Las Cosas de Crom". El Poderoso Crom lleva ya mucho tiempo con su canal y también escribe de cuando en cuando, y qué coño, es un tipo muy divertido y me gusta escuchar su visión de las cosas ;). De todas formas, me apunto "Memorias de un rolero" para echarle un vistazo cuando pueda.
  • Mejor Podcast/Programa de Radio Rolero: "El vuelo del Fenix" y "Rol Fandango". Aquí ha habido un empate entre dos programas de radio. No ha habido manera de deshacer dicho empate, como sí que ha sucedido en otras dos categorías, pero me parece que no es algo tan malo lo de entregar premios ex aequo ;). Me alegro personalmente de que "Rol Fandango" esté entre los ganadores porque es un programa del que no me pierdo un capítulo. Mis podcasts favoritos son los que, como "Rol Fandango" y "La choza del JDR", se ocupan sobre todo de reseñar en profundidad un juego. Si me he decantado por "Rol Fandango" es porque suelen ser programas más extensos y porque me encanta la música que suena al principio :D.
  • Mejor Fanzine de rol: "The Freak Times". En este caso coincido con la gran mayoría de los jurados; "The Freak Times" se lleva de calle este año el galardón a mejor fanzine, y creo que la razón es que el formato de noticias breves y entrevistas, y la regularidad (se publicaba todos los lunes) hacía que muchos de nosotros estuviéramos atentos a nuestra dosis semanal de Freak Times. Para mí el cambio de formato, de texto a vídeo, hizo que dejara de seguirlo; como ya he comentado, no es el formato que más me gusta. Puedo entender que sea menos curro de este modo, pero... bueno, que personalmente a mí no me gusta. En cualquier año, el 2013 fue sin duda el fanzine más seguido.
  • Mejor sitio web de rol: "Comunidad rolera de G+". En esta categoría he de decir que mi blog estaba nominado y que, además, ha quedado en segunda posición :D. En cualquier caso, ¿cómo podría competir contra el poderío combinado de Google y de todos los roleros que nos hemos mudado en masa a G+, convirtiéndola en la red social friki por excelencia? ;). Me parece una elección muy curiosa, pero no deja de tener su sentido :). En cualquier caso, le doy las gracias a todos los que me votaron (yo me abstuve de votar en esta categoría).
  • Mejor Suplemento: "Guía del Investigador de los Años 20". Una buena elección, en mi opinión, en el sentido de que con este suplemento se pueden ambientar mucho mejor las aventuras clásicas de Cthulhu en los años 20, la época clásica de este juego. En mi caso, voté por "La Guardia de la Noche", porque me gustan los suplementos que sirven para jugar de otra forma a un juego. No es que sean el único tipo de suplemento posible, pero me llaman la atención los que consiguen ampliar la vida de un juego dándole una vuelta de tuerca al mismo. "La Guardia de la Noche" permite olvidarse de casas nobles, intrigas y puñaladas traperas de enemigos políticos para jugar con los defensores y con los atacantes del Muro. Creo que es un buen cambio de ritmo que además es fiel a las novelas.
  • Mejor Aventura: "El Judío errante". Una buena elección, las aventuras autojugables de Nosolorol deberían tener más repercusión. Yo creo que la voy a pedir como añadido a la suscripción a su revista "Nivel 9" :D.
  • Mejor Portada: "Ars Magica". Aquí coincido con el sentir general del jurado. Me gusta mucho la portada de "Ars Magica", me parece que ese mago en su laboratorio resume muy bien aquello de lo que trata el juego. Y además, me recuerda a la que yo creía hasta ahora que era la mejor portada de "Ars Magica", la de la segunda edición. ¿Es esta portada ahora la mejor? Ummm... me lo tengo que pensar. Por el momento dejémoslo en que me gusta mucho, y en que, a efectos de estos premios, es la portada que más me ha gustado del año pasado :D
  • Mejor Arte interior: "Mouse Guard". Era muy difícil que este juego no consiguiera un premio a arte interior, porque al usar ilustraciones de los comics o ilustraciones realizadas específicamente por el autor de los comics para este juego, se consigue que todo el libro tenga una imagen unificada y una calidad excelente. Yo voté por las ilustraciones de "Ars Magica", pero sólo porque soy muy fan del manga.
  • Mejor Edición: "Ars Magica". Otra en la que coincido con el jurado. La verdad es que el libro ha quedado muy bonito y yo aún no he encontrado erratas. Si comparas esta edición con la norteamericana es que no hay color; sale ganando la versión española en todos los sentidos.
  • Mejor Narrativa: "Do: Peregrinos del Templo Volador", empatado a votos con "Apocalypse World". Lamento que no haya terminado ganando "Apocalypse Word" porque el modo en el que está explicado todo el libro es muy diferente a lo habitual en un juego de rol. Habitualmente los juegos de rol se suelen escribir con un lenguaje claro, en ocasiones algo técnico o aséptico. Pero si algo se puede decir de "Apocalypse World" es su redacción es de todo menos aséptica :D. Aunque se ha criticado en ocasiones el frecuente uso de tacos y maldiciones, yo creo que ayuda a meterse en el estilo de juego que se quiere promover. Sobre "Do" no he leído lo suficiente como para opinar, así que simplemente asumiré que sí que está bien escrito ;).
  • Mejor Ambientación: "Dreamraiders". Creo que "Dreamraiders" resultó bastante impactante el año pasado, en buena parte debido a la ambientación del juego. Es muy difícil competir contra una ambientación que tiene lugar en el mundo de los sueños, aunque hablando de juegos de rol, ambientaciones raras es lo que nos sobra ;). Yo voté por "Do: Peregrinos del Templo Volador" porque cuando voto en esta categoría busco escenarios que me inspiren y que me gusten aparte del propio juego. El concepto de "Do" me parece realmente original y poco explorado, al menos en nuestro país, pero ambas eran propuestas muy originales.
  • Mejor Sistema de juego: "Apocalypse World". Otra vez coincido con el sentir mayoritario (¡no todos los años me pasa!). No es extraño que "Apocalyse World" haya logrado este galardón, porque creo que, mecánicamente, con sus movimientos y su tirada de resolución centrada en que el resultado sea casi siempre "Sí, pero...", este juego ha supuesto una pequeña revolución en ciertos sectores del mundillo. Buena prueba de ello es que están saliendo docenas de juegos en este sistema, incluyendo el muy exitoso "Dungeon World".
  • Mejor Producto Gratuito: "Star Wars Redux (2ª edición)". Contra el poder de esta franquicia no hay defensa posible ;). Confieso que no he seguido este proyecto en profundidad, así que no puedo opinar (ni votar) con conocimiento de causa sobre el mismo. En cualquier caso, en esta categoría había mucho donde elegir y muy bueno, y los votos han estado muy repartidos. Yo he votado por "Dungeonslayers 4.0" porque me parece un juego genial para iniciar a gente que no ha jugado nunca en el rol con un sistema muy sencillo y una gran cantidad de aventuras que pueden resolverse en una tarde de juego. Es más, también es un sistema muy divertido para crearse un personaje en un minuto, y ponerse a jugar en dos. Muy recomendado.
  • Mejor Juego de rol traducido al castellano: "Mouse Guard". Llegamos a las tres categorías "grandes" de estos premios. En primer lugar, el mejor juego traducido al castellano. En esta ocasión tuve muy complicado decidirme entre este juego y "Ars Magica", pero al final me decanté por "Mouse Guard" (como gran parte del jurado) simplemente porque me parece un juego más autoconclusivo, en el sentido de que "Mouse Guard" funciona perfectamente como libro único, y aunque "Ars Magica" puede funcionar también así, creo que sus partidas se benefician de utilizar también uno o dos suplementos muy importantes.
  • Mejor Juego de rol creado en castellano: "Dreamraiders". Como bien han comentado en las redes sociales, todos los juegos de rol nominados a esta categoría pertenecían a la editorial Nosolorol :D, que lleva tiempo canalizando gran parte de la creatividad rolera nacional, y cada vez a mayor velocidad. En este caso ha ganado "Dreamraiders", aunque yo personalmente voté por "Aquelarre Breviarium". Que vale, es una versión simplificada de un juego que ganó todo lo ganable hace unos años (la tercera edición de "Aquelarre"), pero es que aquí dejo ver una vez más que soy un barbablanca del rol, y no puedo dejar de recomendar un juego que consiguió que me interesara por la historia medieval de mi país. No es poca cosa.
  • Producto del Año: "Apocalypse World", empatado a votos con "Pathfinder" y "Ars Magica". Y aquí llegamos al que probablemente se convertirá en la categoría más polémica de esta edición :D. En primer lugar porque ha ganado un juego, pero lo ha hecho empatando a votos con otros dos. Si "Apocalypse World" se ha alzado con la victoria es únicamente porque en la fase preliminar consiguió más nominaciones. En lo personal, me parece un juego genial, pero no sé si en el futuro echaremos la vista atrás y pensaremos "2014 fue el año de Apocalypse World" o si más bien pensaremos en que fue el año de "Pathfinder" o "Ars Magica". Pensaba que por popularidad la gente votaría por "Pathfinder", pero a lo mejor la polémica sobre las erratas o el hecho de que se haya retrasado tantos años la publicación de este juego haya hecho que mucha gente se haya echado para atrás a la hora de votar. Por otro lado, yo he votado por "Ars Magica" porque me gusta más que "Pathfinder" ;), pero no me esperaba lo de "Apocalypse World". Pero quizá no era algo tan sorprendente; "Apocalypse World" tiene un sistema innovador, está generando mucho ruido entre los diseñadores y aficionados y no es la quinta edición de un juego de magos ni un retroclón de "D&D3.5", sino un producto enteramente original. Vaya. Al final me han convencido de que en esta categoría ha ganado el mejor :D.

Bueno, ha sido divertido participar un año más en estos premios, y me alegro de haber contribuido aportando mi granito de arena a que al final salieran adelante :).

¡Nos vemos en los Premios Poliedro 2014!

Saludetes,
Carlos

25 marzo 2014

Convocados los Premios Poliedro 2013

Desde el blog de La Rolesfera se convocan un año más los Premios Poliedro, en esta ocasión, los correspondientes a 2013. En este enlace (Premios Poliedro 2013: ¡Llamada a filas! tenéis las instrucciones para poder participar como jurados en estos premios. Me gustaría destacar un par de aspectos:

  • Es muy sencillo participar: como todos los años, el único requisito para poder ser jurado en los Premios Poliedro es administrar un foro, tener un blog o un canal de Youtube o un podcast (o cualquier presencia digital similar) que trate principalmente sobre juegos de rol. Ya está. Estos son unos premios (sin recompensa más allá de la Gloria Friki) que otorgan aquellos que dedican su tiempo libre a hablar en las redes sobre los juegos de rol. Ni más, ni menos. Si quieres participar, puedes hacerlo. Pide ser jurado en esta dirección: Registro Premios Poliedro 2013 y hacedlo rápido porque...
  • Este año hay que darse prisa: en esta ocasión nos ha pillado el toro y se nos ha pasado la tradicional fecha del 4 de marzo (aniversario de la muerte de Gygax y Día del Máster), pero no pasa nada, ¡aún nos quedan fechas significativas! Y este año no será otra que el 7 de abril, aniversario de la muerte del co-creador de "Dungeons & Dragons", Dave Arneson. Como esta fecha está a la vuelta de la esquina, este año nos toca deliberar rápidamente. Durante la semana del 24 al 30 de marzo (o sea, ¡durante esta semana!) se votarán para obtener los cinco productos finalistas en cada categoría, y durante la siguiente semana, del 1 al 6 de abril, se harán las votaciones finales. Queda poco tiempo, pero no pasa nada porque...
  • Tenemos hecha una recopilación de productos (pero aceptamos ayuda): En el foro de la rolesfera hemos dejado un Excel con una recopilación de todos los productos publicados en el 2013. Posiblemente no sean todos los publicados el año anterior (sobre todo si contamos productos gratuitos), pero creemos que es una lista bastante completa.

Y ya está, como todos los años, quiero dejar claro que estos son unos premios muy abiertos a todo el que quiera unirse, y que se cumple la máxima de Un Rolero, Un Voto. Se ha comentado otros años que los jurados no tienen la capacidad de comprar o leer todos los productos que están nominados, y que por tanto estos son unos premios a la popularidad. Personalmente no he me comprado todos los productos del 2013, ni he leído todos los productos gratuitos, así que sólo votaré por aquellos que realmente conozca. Pero realmente, si un producto no me ha llamado la atención lo suficiente como para adquirirlo, ¿se merece un premio? Pues lo mismo sí, claro, pero en este mundo hiperconectado, las campañas de promoción también cuentan ;).

Saludetes,
Carlos

12 marzo 2014

Megadungeon busca portada

¿Recordáis que hace, nah, nueve mesecillos, comenté que unos cuantos roleros estábamos trabajando en un megadungeon? A raíz de ese proyecto comunal, me puse a dirigir un proyecto paralelo (el Proyecto Hexcrawl. Después llegaron otras movidas y tuve que dejar eso aparcado, pero por suerte la parte del megadungeon la terminamos :). Mal que bien, la terminamos :D. El caso es que Bester, promotor del proyecto, nos puso una fecha final y cogimos todo lo que teníamos hecho y se lo entregamos. Creo que debe ser el único modo de terminar este tipo de proyectos: nombrar a alguien con autoridad para poner firme al resto :D.

Al final hemos conseguido crear nueve niveles, y creo que no nos ha quedado un MEGA-dungeon, pero si al menos un dungeon que puede ser divertido de jugar. Bester está trabajando en el PDF que terminaremos liberando y, aunque me encantaría ayudarle, repasarlo, pulirlo y unificar cada nivel... no tengo tiempo, y creo que Bester tiene razón: lo mejor es que simplemente lo saquemos, y luego ya se verá. Igual algún día conseguimos sacar una segunda versión más pulida.

El caso es que este megadungeon, la Montaña Soberana, lo hemos hecho sin ánimo (ni esperanza) de lucro, y aprovechando esa bonhomía, queremos seguir abusando de ustedes, amado público rolero, y pedirles... una portada. Porque sí, estamos henchidos de entusiasmo, pero carecemos del talento necesario para pergeñar una portada en condiciones. Ni siquiera una sin condición alguna. Bueno, sí, en realidad Bester se ha currado una gran logo (el que hay al principio), y Tor Traumman se montó otro para el Proyecto Hexcrawl:

Así pues, ¿alguien se animaría a crearnos una portada? ¿Un dibujillo, al menos? ¿Una foto de una montaña (ominosa) retocada? ¡Nos parece bien! ¡Estamos desespe... quiero decir... confiamos en vuestra capacidad!

El nombre del megadungeon al final va a ser "La Montaña Soberana", y a continuación os dejo un mapilla de la cima, que igual os inspira:

Así pues, ¿quieres pasar a formar parte de la versión 1 de la Montaña Soberana? No te preocupes, si no te ves con fuerzas para aportar algo en esta iteración, quizá sí que puedas ayudarnos cuando nos animemos a excavar un poco en la Montaña, crear un par de niveles más y publicar la versión 2.0. Porque, ¿cómo resistirse a aprender algo más sobre este megadungeon? Se dice que aquel que domina la Montaña, domina el mundo.

Saludetes,
Carlos

Edito para añadir una descripción un poco más detallada de lo que buscamos:

  • Las letras "La Montaña Soberana" bien arriba, a poder ser, las que ha hecho Bester, y que están al principio de la entrada.
  • Una montaña de aspecto ominoso, con una cima coronada por nubes de tormenta y, a ser posible, parecida al mapa de la cima que he puesto al final de esta entrada.
  • Como fuentes de inspiración, tenemos las portadas de In the Shadow of Mount Rotten y de Monster Island, pero son eso, fuentes de inspiración, no algo obligatorio.

Edito de nuevo: ¡Tenemos portadista!. Pero si alguien quiere contribuir con ilustraciones interiores, ¡sois bienvenidos! ;)

21 febrero 2014

Que no estaba muerto...

... que estaba de parranda.

O no exactamente. Estaba trabajando duro.

Como ya advertí hace meses, la actividad de este blog iba a bajar considerablemente, debido a que estoy en pleno proceso de traducción del libro básico de Pendragón. Me ha dado tiempo a publicar una entradilla o dos, pero es evidente que mis prioridades no están ahora mismo en el blog.

Eso no quiere decir que sólo esté haciendo eso... pero sí quiere decir que mis esfuerzos principales están concentrados en la traducción.

A Pendragón le dedico por lo general mi tiempo entre las 11:00 y la 01:00 todos los días entre semana, y habitualmente un poco de tiempo más los fines de semana, aunque esos días los tengo que dedicar a la familia, que para eso la tengo :D. Con este ritmo he conseguido terminar más o menos dos tercios de la traducción en más o menos dos tercios del tiempo que tenía ;), así que la cosa va bien.

Traducir no es algo sencillo, y tratar de que la traducción quede digna es aún más difícil. No soy un profesional de este oficio, y sólo me avala el hecho de haber colaborado en la traducción de "Mazes & Minotaurs" y mi enorme cariño por el libro en el que estoy trabajando ;). En cualquier caso, creo que el resultado va a ser digno, y que no os sentiréis defraudados.

El resto de mi tiempo friki lo dedico a arbitrar mi partida mensual de FATE Star Wars (¡vamos, tripulación de la Estrella Remota!) y acercarme a la reunión también mensual de la SGRI cuando puedo.

Sobre "FATE Star Wars", me gustaría contaros las aventuras que estamos jugando de la "Campaña del Guardián Oscuro", pero no puedo perder tiempo en hacerlo. Quedaos simplemente con la idea de que nos está resultando muy divertida, y que ya hemos terminado el primer libro de la campaña. Por cierto, conseguí por fin inventar un sistema de combates de naves espaciales satisfactorio, que nos ha permitido jugar una batalla entre la Estrella Remota y sus cazas contra tres naves nodriza imperiales y sus 40 cazas TIE, de forma rápida, cinemática y con un cierto componente táctico. Al final terminé usando... el sistema de GURPS Mass Combat :D. O algo parecido. Esta campaña es el monstruo de Frankenstein en cuanto a sistema de juego XD.

En mis reuniones mensuales de la SGRI me junto con muchos compañeros de frikismo madrileños para jugar a diversos juegos de rol. En la última reunión estuve dirigiendo una partida de Magissa a mi hija mayor y a mi hijo mediano, y a las dos hijas de unos amigos. Sus edades estaban comprendidas entre los 8 y los 5 años (bueno, también jugó la madre de las niñas) y creo que la partida fue un éxito; los críos se lo pasaron muy bien, el sistema no se les hizo pesado, y al final lograron salvar a la vaca Sinforosa, secuestrada por los malvados goblins. Tendría que escribir una entrada más pormenorizada sobre esta partida, me apetece hacerlo, pero, ¡ay! ... la traducción es lo primero.

En un par de meses estaré más liberado, pero entonces me meteré en otros dos proyectos: la traducción de Ryuutama, y una colaboración en un suplemento para La Puerta de Ishtar. ¿Quiere esto decir que no volveré a escribir nada en el blog? Pues... no, ni de coña. Pero mi tiempo libre es limitado, y hay proyectos en los que me apetece participar, y el blog tiene menos prioridad ahora mismo.

En fin, intentaré no meterme en más berenjenales en el futuro, querida audiencia :D. Pero, conociéndome... eso va a ser difícil ;).

Saludetes,
Carlos

05 febrero 2014

Diseñando en base a aventuras

El sueño de muchos jugadores de rol y directores de juego es crear su propio juego de rol. En los últimos años, con la impresión por demanda, la universalización del PDF, los mecenazgos y el poder de difusión de las redes sociales, publicar un juego está al alcance de cualquiera que tenga la suficiente cabezonería.

Si tuviera a mis espaldas el bagaje de una gran cantidad de juegos de rol publicados (o, ejem, al menos uno) supongo que este artículo tendría más posibilidades de ser tenido en cuenta, pero como lo único que he conseguido publicar ha sido "Tomb of the Bull King" y que esto fue sobre todo gracias al gran Olivier Legrand actuando como editor... tomad esta entrada como una reflexión en voz alta, y como una idea que podría ser interesante desarrollar, para comprobar sus resultados.

Primero diseñar, después escribir

Lo he dicho en otras ocasiones: el libro de reglas no es el juego. Si quieres escribir tu propio juego de rol puede que pienses que lo que tienes que hacer es leerte unos cuantos juegos de rol, aprender lo que han hecho ellos y escribir tu propio libro y copiarlo, mejorando y cambiando lo que sea necesario. Si piensas así, es probable que abras un libro, veas cómo está organizado, y decidas empezar a escribir en este orden:

  • Introducción: "Los juegos de rol son como novelas que blablabla... en este mundo de juego las Razas Libres se enfrentan, en el ocaso de la Quinta Edad, a las huestes del Señor Oscuro que blebleble..."
  • Creación de personajes: "Tira 3d6 para cada característica en orden, escoge una profesión, reparte 500% entre las habilidades y después bliblibli...".
  • Sistema de juego: "Usa un dado de 100 caras para realizar las tiradas, si sacas por encima del 10% superior de los que tengas entonces blobloblo..."
  • Combate, magia, vehículos, bestiario, etc...

Y eso, en mi opinión, es un error. Por una razón muy sencilla: escribir el libro debería ser el resultado de tener un juego terminado, no el principio del camino. Mucho, mucho antes de ponerse a escribir ni una sola línea de tu juego en una versión publicable, deberías estar ya un poco harto de probar y reprobar el juego; comenzar a escribir debería consistir en poner en orden la montaña de notas que ya deberías tener a esas alturas.

Esto os lo cuento porque yo lo he vivido. Como la creación de personajes está al principio de los juegos de rol (por lo general), debería ser la primera cosa que deberíamos diseñar, ¿no? NO. Puedes empezar con personajes con las estadísticas que quieras, y después plantearte cómo hacer que el sistema de creación de personajes te permita crear dichos personajes.

Vale, pues entonces deberías empezar con el sistema de juego, ¿no? NO. Deberías empezar con una imagen clara de una partida. Lo que nos lleva a...

El juego de rol son las partidas, no las mecánicas

El libro de reglas no es el juego. El libro de reglas son las instrucciones para que el juego cobre vida en la mesa, con los jugadores a su alrededor. El juego tiene lugar en la mente de los participantes. Y por tanto, la pregunta que habría que hacerse es, "¿cómo es una partida de mi juego? ¿cómo quiero que sea?"

Yo propongo hacer un ejercicio de diseño-ficción, y pensar que puedes viajar en el tiempo hasta el futuro, un futuro en el que tu juego ya ha sido diseñado, escrito y publicado, y en el que tú estás siendo testigo, en forma de ectoplasma invisible, de una partida que alguien está dirigiendo.

Visualizadlo, ¿cómo serían los personajes que tendrían los jugadores? ¿cómo comenzaría la aventura? ¿cómo sería el primer encuentro? ¿cuánto duraría una negociación? ¿un combate? ¿una batalla de naves espaciales? ¿hay reglas de seguidores? ¿hay magia? ¿qué es lo más chulo que sucede en la partida? ¿qué es lo peor que ocurre? ¿qué es lo que te gustaría que pasase en la partida?

Como el viaje astral al futuro o las máquinas del tiempo no existen (que sepamos), una buena alternativa es escribir un "actual play" o crónica de lo que has visto en esa partida imaginaria.

Describe una(s) partida(s), y luego una campaña

Todo esto probablemente lo hemos soñado en más de una ocasión, pero creo que es bastante poco habitual que lo pongamos negro sobre blanco. Es decir, ¿alguien ha (d)escrito por completo una partida del juego que está queriendo escribir? Porque si consigues hacerlo entonces tendrás un objetivo claro de lo que quieres diseñar. Y puedes ir pensando en el sistema de juego en base a las situaciones que han aparecido en tu aventura soñada, y el modo en el que pueden resolverse con dicho sistema.

Y después de escribir esta primera aventura deberías hacer lo mismo con otras aventuras de tipos ligeramente distintos. ¿Quieres que en tu juego de rol pueda haber aventuras tipo combate, otras tipo investigación y otras dramáticas? Escribe una aventura de cada tipo. ¿Cómo? ¿No se te ocurre cómo podría ser una partida de investigación en tu juego? Pues si a tí no se te ocurre, ¿cómo vas a conseguir inspirar a alguien para que la cree a partir de tu juego? A lo mejor lo que sucede es que realmente tu juego de rol no está pensado para ese tipo de partida. No pasa nada, porque no es necesario que un juego de rol permita jugar todo tipo de partidas. Es más, a lo mejor consigue destacar entre el millón de juegos genéricos y universales ya disponibles precisamente porque se especializa en un cierto tipo de partidas.

Pero imaginemos que ya has creado tus tres o cuatro "partidas tipo", y que están perfectamente descritas. Ya las visualizas, y al hacerlo descubres una serie de cosas que debes implementar, como sistemas de experiencia, sistemas para determinar qué sucede entre una partida y otra, etc. Ese sería el momento de escribir una campaña, es decir, una sucesión de aventuras entrelazada que forman, de principio a fin, una historia que merece la pena ser vivida por tus jugadores. Habrá juegos que sólo funcionen para una única partida (como "Fiasco" o "My Life with Master"), habrá otros juegos en los que cada partida sea como un capítulo de "House" o "CSI", en lo que lo importante es resolver un caso y no es tan importante que los personajes crezcan o mejoren (¿El doctor House es inmensamente más listo y sabe más sobre enfermedades en las últimas temporadas en comparación con las primeras?). Pero incluso así pensar en la "campaña típica" te puede ayudar a saber si tu juego está pensado para partidas individuales, para campañas episódicas e infinitas, o para campañas con un principio y un final predeterminados.

Comienza a inferir sistemas de juego a partir de tus aventuras y tu campaña

Ahora ya tienes una serie de aventuras descritas, entrelazadas entre sí por medio de una campaña (o no, si no se necesita realmente). Es el momento de empezar a ver cómo crear un juego de rol que te sirva para crear esto. Por ejemplo, puede que descubras que necesitas un sistema de combate muy táctico, o una regla para politiqueos, o un modo de simular persecuciones de barcos veleros.

Pero también descubrirás que hay muchas cosas que no necesitas, y esto será aún mejor. Porque puede que descubras que no necesitas un sistema de experiencia y mejora de personajes en tu "CSI: the RPG" o un sistema de combate de flotas en tu juego de mecánicos espaciales. Y eso es aún mejor porque si empiezas con un sistema ya creado, o si empiezas por el sistema, igual terminas pensando en muchas cosas que tu juego no necesita en absoluto.

Después de ir sacando los diversos subsistemas y cuando ya tuviérais una primera versión del sistema, sería cuestión de tratar de emular las distintas partidas para ver si el sistema está sirviendo para simular la narración que habéis escrito inicialmente. Si no es así, habría que hacer cambios, y si resulta que el sistema encaja como un guante... entonces habría que empezar a probar con otras aventuras, o realizar cambios sobre las que ya habéis escrito.

Por supuesto, esto no es más que un primer paso, y después quedaría pulir el sistema, hacer pruebas, pasarle el juego a otras personas para que lo prueben por su cuenta... y, finalmente ponerse a escribir el libro. Creo que este es un modo bastante interesante de lograr afinar el tiro en cuanto a necesidades de tu juego de rol. Puede que incluso alguien lo haya utilizado para diseñar sus propios juegos, en cuyo caso me encantaría que nos dijera en los comentarios cómo le fue :).

Saludetes,
Carlos

24 enero 2014

Celebración del 40 aniversario de "D&D" este fin de semana

Este año es el 40 aniversario de la publicación de "Dungeons & Dragons". Aunque la fecha exacta en la que los primeros libros se pusieron a la venta no se conoce, y es probable que no se conozca nunca (tampoco es tan importante), Jon Peterson, autor del libro Playing at the World, una obra maestra de la historia de los juegos de rol, ha publicado en su blog un artículo en el que defiende que dicha publicación probablemente tuvo lugar en las últimas semanas de Enero.

Es más, en dicho artículo propone también celebrar el aniversario el último domingo de este mes... que es pasado mañana. Y celebrarlo echándose una partidilla al "D&D" clásico. Me parece una idea genial, aunque el domingo me viene un poco mal, así que al final lo que voy a hacer es jugar el sábado 25 en el Generación X de Carranza una partida de "D&D" (con la caja roja de Dalmaú) en la que exploraremos "La Fortaleza en la Frontera". Arbitra el siempre genial Jacobo Peña, uno de los creadores de "Haunted House".

Nos guste mucho o poco el "D&D", y pensemos o no que es parte del Imperio del Mal, resulta que no deja de ser el primer juego de rol que existió, y por tanto el origen de nuestra afición preferida. Creo que echarse una partida al "D&D" el día (más o menos) que cumple 40 es un bonito homenaje para que no le entre la depre y, yo que sé, se compre un deportivo rojo :D. Personalmente tengo muchas ganas de hacerme un personaje en cinco minutos, armarme con una espada y unas cuantas antorchas y entrar en esas malditas Cavernas del Caos en busca de tesoro, ¡ya os contaré cómo nos ha ido!

¿Y vosotros? ¿Os animáis a echar una partida al viejo "D&D" este finde? Si alguien lo hace, dejadlo en los comentarios :).

Saludetes,
Carlos

14 enero 2014

El sistema de niveles en los juegos de rol y la escalada de violencia

Hace unas semanas un amigo me dejó su caja de "Bajomontaña", un megadungeon que salió para "D&D" ambientado en los Reinos Olvidados. Me está resultando muy divertido leerlo, sobre todo porque eso sí que es un megadungeon de verdad: hay kilómetros de pasillos y salas :D, y eso contando con que sólo hay descritos tres niveles y se supone que existen otros nueve más. Si queréis una reseña (en vídeo) del mismo, tenéis la que ha hecho Pedro Gil en el blog de la Marca del Este.

Este producto está pensado para la segunda edición de "D&D". Es decir, es una traducción para el "D&D" de Ediciones Zinco "de toda la vida". Una cosa que me ha llamado la atención es la descripción de uno de los personajes principales, el mago loco Halastur, un hechicero inmortal de nivel 29, que vagabundea por el dungeon pasándoselo en grande viendo cómo los aventureros caen defenestrados ante sus trampas y sus monstruos. Porque sí, en parte este dungeon es una trampa mortal creada para que su creador se divierta viendo morir a la gente. Si lo piensas bien, es una de las justificaciones más razonables que puede haber para la existencia de un megadungeon.

Pero, centrándonos en lo que quería contaros, me llamó la atención una cosa. Halaster es un hechicero de nivel 29. 29. Veintinueeeeeve. (Nota al margen: ¿el máximo nivel en la segunda edición de "D&D" no era 20?)

La primera cosa que pensé es que madre mía, ¿es necesario que exista un PNJ de nivel 29? ¿cómo coño utilizo de forma efectiva todos los poderes de un tío de nivel 29 (con 58 conjuros memorizados)? ¿Pueden unos personajes de nivel 1 vencerle? ¿Y unos de nivel 10? ¿Y un grupo de nivel 18? Y sí los de nivel 18 pueden vencerle, ¿los personajes de nivel 1 están jugando al mismo juego que los de nivel 18? ¿Tiene sentido tener un juego en el que haya unas diferencias tan grandes de estilo dependiendo del poder (entendido como potencia de fuego) de los personajes?

En realidad hay varias ideas en todo este galimatías, pero me quedó claro que algo no me cuadraba, así que decidí trocear esta maraña en trozos más pequeños, analizarlos por separado y luego volverlos a juntar, a ver si entendía qué era lo que me estaba preocupando. Como diría Jack el Destripador, vayamos por partes...

Los niveles son una herramienta útil... hasta cierto nivel

El uso de clases y niveles para definir las capacidades y las habilidades de un personaje en un juego de rol es una de las mecánicas más antiguas de nuestra afición, ya que forma parte consustancial de la primera versión de "D&D", y se ha mantenido en todas las posteriores ediciones del juego. Tampoco son algo exclusivo de "D&D", puesto que el primer juego de rol al que jugué (el viejo "MERP", conocido por estos lares como "El Juego de Rol de El Señor de los Anillos) también los incluía, y muchos otros juegos lo hacen hoy en día, aunque sí es cierto que muchos de ellos son retroclones o juegos derivados o relacionados de algún modo con "D&D".

Los niveles no son el Mal. Como mínimo, son una ayuda para definir rápidamente a un personaje. Mientras que en juegos tipo "Mundo de Tinieblas", "GURPS", "Vampiro" o "BRP" lo más probable es que para hacer un personaje de cero, sobre todo si es poderoso o de un nivel de poder intermedio, tengas que hacerlo todo a mano, en sistemas basados en clase y nivel puedes decir cosas como "Hechicero de nivel 15" o "Sanador 20/Mentalista 15" y tienes una idea bastante rápida de sus capacidades, porque la mayoría de los poderes y capacidades de un personaje en un sistema de clases y niveles se basan, como era de esperar, en su clase y su nivel.

NOTA: Esa es la razón, en mi muy humilde opinión, de que muchos aficionados de la Old School se quejen por la inclusión de Dotes o incluso sistemas de habilidades en sus sistemas de juego: porque consideran que la clase y el nivel deberían ser suficientes para definir a un personaje. Como mucho, deberían importar también las características (Fuerza, Inteligencia, etc.), y por eso también muchos de ellos se resisten a tirar algo distinto a 3d6 en orden: porque ese es el un modo de darle variedad a dos personajes del mismo nivel y clase.

Lo bueno de usar niveles es que sirven para enviar mucha información en el mínimo de espacio. Y para comparar grados de poder.

Lo malo, claro, es que esto no es del todo cierto. Un Hechicero de nivel 20 con ciertos conjuros es muy distinto de otro que tenga una selección distinta. Y un Guerrero de nivel 20 en realidad no es muy impresionante a menos que tenga una cantidad de objetos mágicos adecuada para alguien de su nivel. Pero aún así, el nivel establece una gradación, una especie de "punto de partida" a partir del cual se pueden crear PNJs que tienen un nivel mínimo de capacidades.

NOTA: Esa es la razón, en mi muy humilde opinión, de que en "D&D4" todas las clases de personaje tuvieran poderes especiales (que no magia) a medida que subían de nivel; para que no fuera necesario que un Guerrero de nivel 20 estuviera definido por su selección de objetos mágicos más que por sus capacidades básicas. No coló.

Todo esto está muy bien, pero tiene el problema de que, a medida que se va subiendo de nivel, el juego va cambiando de estilo y además, llega un momento en el que... se rompe.

La escalada de violencia y el crecimiento continuo

Por lo general, cuando un juego de rol se basa en clases y niveles, los personajes de nivel 1 viven en un mundo hostil. Un guerrero puede empezar con 1 punto de vida ("D&D"), un mago puede tener un único hechizo que puede ser "Calentar Agua" ("El Señor de los Anillos") o se puede ser tan consumadamente inútil e incapaz de sobrevivir a tu primera aventura que en realidad comienzas con varios personajes y rezas porque alguno sobreviva ("Dungeon Crawl Classics RPG").

La idea que subyace en todo esto es que sí, lo vas a pasar putas en tus primeras aventuras, y lo más probable es que se te mueran un par de personajes. Pero que con paciencia, tesón y trabajo duro, y creyendo en el Sueño Americano, lograrás subir de nivel y llegar a nivel... 2. 1 punto de vida más para el guerrero, un hechizo más para el mago ("Calentar metal") y una espada para el inútil del DCC RPG. Pero no pasa nada, no desesperéis, con más paciencia, más tesón, más trabajo y más Sueño Americano, lograréis llegar, después de un par de meses de partidas a nivel 5 o 6, y entonces tu personaje ya no morirá por la picadura de un mosquito.

Y hay un punto en el que realmente esto funciona. Hay un punto alrededor de los niveles medios, entre el 5 y el 10, en el que realmente tu personaje es lo suficientemente resistente como para no morir a las primeras de cambio, tiene una cantidad razonable de conjuros u objetos mágicos como para tener flexibilidad y opciones tácticas, y aún un grupo de orcos con cimitarras son un enemigo razonable.

Por desgracia, después llegamos a los niveles en los que el engranaje se rompe. Tu personaje tiene tantos puntos de vida que es IMPOSIBLE matarle de un espadazo (cosa que, históricamente, es posible). Peor aún, tiene tantos objetos mágicos y/o hechizos que es incapaz de recordarlos todos, y por tanto usa los mismos una y otra vez. No hablemos del tema de la oposición. Los monstruos y rivales que se enfrentan a ellos tienen también tantos poderes, puntos de vida y recursos que el máster es incapaz de recordarlos todos.

NOTA: Esa es la razón, en mi muy humilde opinión, de que los videojuegos de rol sí que se hayan adaptado tan bien al concepto de clase y nivel; porque a los ordenadores se les da mejor hacer cálculos que a los humanos. Aunque claro, tú, pobre humano con poca capacidad de cálculo y multitasking, ¿usaste todos los hechizos y poderes de los que disponías en las últimas fases de un juego de rol por ordenador o te limitabas a usar el mismo truco una y otra vez? Si conseguiste usar varios sin volverte loco, ¡enhorabuena! A mí es que no me sale...

Esta "escalada de violencia" es la que hizo que a mí me dejara de gustar "Dragon Ball". Sí, la serie manga. Porque al principio era una serie divertida, en la que un grupo de héroes (y un superhéroe, Goku), se dedicaban a una misión (buscar las Bolas del Dragón) por un mundo diferente al nuestro, interesante y divertido. Después, a medida que Goku y sus colegas se hacían cada vez más y más y más poderosos, y podían destruir planetas con sus poderes, la serie se convirtió en ver cómo los personajes entrenaban para ser más fuertes (esto es, tener más nivel) y pegarse con bichos cada vez más fuertes que ellos. Se hizo repetitiva y perdió su razón de ser. Comenzó siendo un juego de exploración con una misión (encontrar las bolas de dragón en un mundo parecido a la Tierra) para convertirse en un juego de subir de niveles para poder pegarse con enemigos más tochos, y etc. No sé si mejoró después de la saga de Bu, (¡Cantad conmigo! ¡Bíbidi, bábidi, buuuu!), pero yo la dejé ahí. Debían ser ya de nivel 115 o así.

El problema para mí en un juego de clases y niveles es que el mensaje que se envía es que el objetivo del juego es subir de niveles. Sé lo que muchos me vais a decir: que eso no es más que una herramienta, que se pueden contar historias épicas o humildes, o de todo tipo con "D&D" o "MERP" o con el juego de rol de Goku. Pero a mí me has dado una herramienta, los niveles, y me has dicho, "buf, verás cuando llegues a nivel 20". Y yo me he embarcado en un juego en el que debo subir de nivel. Eso es lo que me están diciendo las mecánicas que haga. La recompensa que recibo, los PX, no sirven para otra cosa que para subir de nivel. Ergo, subir de nivel es el objetivo del juego.

Un grupo de nivel 1 y uno de nivel 20 están jugando a juegos distintos

En los juegos con clase y nivel se pasa normalmente por estas fases:

  • Mindundi: Te mueres con un espadazo. Un grupo de diez bandidos/orcos son un peligro a tener en cuenta. Tienes 3 o 4 hechizos. Eres un mierda en un mundo peligroso.
  • Competente: El campeón de los orcos, su chamán y su guardia de honor son un desafío. Tienes un par de docenas de trucos (magia, objetos mágicos, poderes, etc.) que usar, y es probable que uses más de la mitad durante una aventura. Eres un tío a tener en cuenta.
  • Deidad: Las balas de cañón son una molestia. Un Dragón o un Leviatán son enemigos desafiantes, porque suelen tener tantos conjuros como tú. Tienes tantos objetos mágicos y hechizos a tu disposición que no te acuerdas de todos. Existe un gobierno y unas instituciones sociales porque no te ha apetecido aún destruirlas.

Observad que no pongo los números exactos de los niveles en los que se pasa de una fase a otra (aunque he puesto unos orientativos antes). Esto es así porque realmente en cada juego el nivel, y para cada grupo de juego el límite entre una fase y otra también es distinto. Habrá quien considere que hasta el nivel 7 se sigue siendo un Mindundi, y otros que consideren que pasar del nivel 9 es ser una Deidad.

Y el problema es que por el camino perderéis a mucha gente. En los primeros niveles perderéis a la gente que considera que estar todo el día matando ratas y arañas es ser un exterminador de plagas y no un aventurero, y que deje de jugar porque no tiene ganas de hacerse otro personaje para cascar de nuevo. Y en los últimos niveles perderéis en un momento u otro a aquellos que ya no sepan qué hacer con tanto hechizo/poder o que sean incapaces de empatizar ya más con su personaje porque es abiertamiente inhumano en sus capacidades. Por la mitad de la tabla es posible que es donde el juego sea más divertido para todos, pero tendréis el problema de que, lo queráis o no, tarde o temprano cada cual llegará al nivel Deidad y tendrá que dejar de jugar o jubilar al personaje, aunque no estoy seguro de que muchas personas quieran jubilar a un personaje de nivel 19 y comenzar a jugar de nuevo con uno de nivel 1.

La gente a la que les gustará esto es a aquellos que quieran emular el Viaje del Héroe, de Cero a Héroe en un pis-pas, como el Hércules de Disney. De acuerdo, quizá en un pis-pas no; después de años de juego. Pero aunque eso puede ser divertido para ciertas personas, creo que tiene fecha de caducidad. A pesar de lo que diga Joseph Campbell, no todas las historias de la humanidad son el Viaje del Héroe.

Unos cuantos apaños

Si eres feliz jugando con un personaje desde el nivel 1 hasta el 20 a través de una campaña que dure 3 o 4 años de tiempo real, no pasa nada. Tienes mi bendición, mi simpatía y hasta mi curiosidad: me gustaría conocer tu opinión al respecto.

Si crees que, efectivamente, hay algo raro en todo esto, te ofrezco una serie de posibles apaños (no me atrevo a calificarlas de soluciones), orientados tanto a grupos de juego como a diseñadores.

  • Limita el tiempo que los personajes pasan en las fases que no te gustan: Quizá odias jugar a ser Mindundis, o quieres jugar directamente a la fase de Deidades. Estupendo. En contra de lo que las cajas de iniciación puedan decir, no es OBLIGATORIO que todo el mundo comience a jugar en nivel 1 y comience a escalar con dolor a partir de allí. Un director de juego (o mejor, el grupo entero) puede decidir que todos los personajes deben empezar haciéndose personajes de nivel 5 y que en cuanto se llegue a nivel 10 o 12 se acaba el juego. Los últimos rumores de "D&D Next" dicen que puede que se suba de nivel 1 a 2 en una única aventura, y de 2 a 3 también, con lo que se ve que quieren limitar al máximo el tiempo pasado como Mindundi. También se puede jubilar a los personajes al llegar a nivel 5 si lo que realmente te gusta es jugar a niveles bajos.
  • Elimina las diferencias extremas: Como diseñador puedes ajustar tu juego para que un Mindundi no lo sea tanto, y una Deidad no sea invulnerable. Es un poco lo que se ha comentado siempre de "RuneQuest", que un Señor de las Runas cargado de Magia Rúnica puede morir por el lanzazo de un orco si éste consigue sacar un crítico y darle en la cabeza. Kaput. O en "Pendragón", donde comienzas siendo un tipo con habilidades de combate razonables, mejor equipo (armadura, armas) que la típica oposición que te encuentras, y en un tiempo relativamente corto consigues hacerte un personaje razonablemente fuerte y hábil... que sigue pudiendo morir ante un Sajón con suerte. Un juego de niveles puede ser manejable si, como "Mazes & Minotaurs" sólo hay 6 niveles.
  • Abstrae los poderes a altos niveles hasta un nivel razonable: ¿Cómo coño interpretas bien a Galadriel, una Maga/Vidente/Clérigo/Animista/Montaraz de nivel 50 con 5.000 conjuros? ¿Si los personajes se encuentran a Halastur en Bajomontaña, usarás sus poderes correctamente? ¿Te acordarás de todos? ¿Alguien recuerda los poderes de Halcyon Var Enkorth en "La Isla de los Grifos" ("RuneQuest")? Porque la exageración de poderes a niveles altos no es algo limitado a "D&D" y el resto de juegos con niveles. Esta exageración aparece en cualquier momento en el que hay que recordar los poderes de más de 50 o 100 conjuros. Ante este problema yo voto por la abstracción. Puede que fuera interesante un juego con niveles en el que, al llegar a cierto nivel, el mago dejara de tener 15 conjuros de ataque y se combinaran todos en una habilidad "Ataque mágico", o algo por el estilo. Se empieza con conjuros individuales y se termina con poderes amplios y flexibles, un poco al estilo de "Mago" y sus Esferas de Tiempo, Vida, etc.
  • Acaba con los puntos de experiencia: Un problema de los puntos de experiencia es que proporcionan la idea de que siempre se va a ir hacia delante. Más rápido o más despacio, vas a ir acumulándolos y mejorando poco a poco a tu personaje. Es el Sueño Americano, es el mito del Crecimiento Infinito; es algo muy capitalista ;). Pero se puede jugar sin puntos de experiencia. Yo he jugado campañas enteras de "RuneQuest" y de "FATE" sin que los personajes mejoraran en modo alguno, más allá de conseguir aliados, seguidores, objetos mágicos, etc. El truco de esta aproximación es hacer que los personajes comiencen siendo gente competente. Que tengan una razonable posibilidad de lograr sus objetivos con las habilidades con las que comienzan. No es necesario esperar años a jugar con el personaje con el que te gustaría jugar, ni tienes que atesorar en tu memoria las aventuras en las que tu personaje estuvo entre el nivel 10 y el 12, que es el que te gustaba a ti; puedes simplemente empezar a jugar con un personaje que te gusta y jugar con él hasta que sea divertido hacerlo.

Conclusión y aviso a navegantes

No penséis que este es un artículo que se ensaña con "D&D". Si pongo más ejemplos de "D&D" es porque es el juego de clases y niveles primordial. También me meto con "MERP", por razones muy similares, y con "RuneQuest" por sus personajes de alto nivel. Si me insistís un poco, terminaré confesando que "Pendragón" tampoco es perfecto ;). Me divertido jugando a "D&D", "MERP", "RuneQuest" y "Pendragón", y sé que hay gente que no encuentra ningún problema en estos juegos, y que ha jugado y juega con ellos sin problema alguno.

Hay cosas que podían tener su sentido en ciertos contextos, y que pueden funcionar para ciertos grupos, pero que a otros nos pueden resultar chocantes. Puede que a mí me choquen porque me "crié" rolerísticamente hablando con "RuneQuest", en lugar de con "D&D". Pero la esencia de este artículo es que no tenéis que usar una herramienta simplemente porque esté ahí desde tiempos inmemoriales. Que los puntos de experiencia, los niveles, los cinco mil conjuros de un hechicero, todo, todo eso, no es más que una opción. Puede ser divertido jugar así, puede ser hasta necesario haber jugado así en algún momento, pero lo importante es que cada uno busque, compare, adapte y cree aquello que mejor encaje en su modo de entender los juegos de rol.

Después de todo, como dijo Buda: "No aceptes las tradiciones sólo porque son antiguas y hayan sido admitidas a través de muchas generaciones. No creas algo porque se hable mucho acerca de ello [...] Cree únicamente en lo que tu mismo hayas experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia.."

Saludetes,
Carlos