08 mayo 2014

Seis ciclos

El ancestral ser se despertó de su sueño y, lentamente, inspiró. El aire penetró por sus fosas nasales y los distintos olores que captó activaron un sin fin de recuerdos. La zona del cerebro responsable del sentido del olfato está muy cerca de la región encargada de la memoria; esa es la razón de que un olor sea capaz de transportarte de forma instantánea a otro momento pasado, perdido, que existe ya únicamente como una serie de impulsos eléctricos dentro de tu cabeza.

El ser se levantó, examinó sus alrededores y recorrió su cubil en silencio. En realidad, nunca se está en completo silencio. Aún en la quietud de la noche podemos escuchar, si nos lo proponemos, un pequeño zumbido, un ruido de fondo. Acompañado del sonido de su propia existencia, el ser pasó de sala en sala, mientras recordaba, recordaba...

¿Cuánto tiempo había estado alejado esta vez? Consultó un artilugio arcano que guardaba en su bolsillo y realizó cálculos. Casi seis ciclos. En términos cósmicos, ni siquiera un parpadeo. Pero en el acelerado mundo de los mortales, una eternidad. ¿Qué habría estado pasando en su ausencia? ¿Cuántos reinos y castillos habrían sido planeados, construidos y aniquilados? No importaba, mientras hubiera vida, seguiría la eterna lucha.

Seis ciclos.

Entonces lo notó. El Hambre.

El ser llegó hasta su despensa, aún en silencio, pero con el corazón latiendo aceleradamente; ¿seguirían allí aún?. Recorrió con sus ojos enrojecidos los habitáculos y suspiró aliviado al ver que nadie los había tocado. Se acercó a ellos. Notó cómo aún le esperaban. No le habían olvidado, ni a él ni al delicado roce de sus dedos, o a la mirada ardiente que les recorría hasta que ningún secreto podía permanecer por más tiempo oculto.

Escogió a uno. Le llamó, le aferró con manos a la vez ansiosas y cuidadosas, y se le llevó a otro lugar. Lejos del resto, donde no pudieran verles ni oírles. Ya no podía resistir el ansia. Le devoró en unos meros instantes, sin dejar nada, apurando la copa hasta las heces. De principio a fin.

Después, aún con su víctima entre las manos, se acercó a su laboratorio y expandió sus sentidos para ver en qué gastaban su vida sus iguales. Ah. Las mismas guerras, las mismas discusiones, los mismos odios y amores. El tiempo no es lineal, como piensan los mortales con su limitada percepción, sino cíclico. Todo gira y gira para cambiar y, al mismo tiempo, permanecer igual.

Posó sus manos sobre las teclas del infernal instrumento y empezó a escribir.

"Bueno, bueno. Pues al fin, después de meses y meses, he terminado con el encarguito que me dieron. Estoy satisfecho con el resultado final, pero ha sido un curro de narices, como un pequeño exilio. Tengo el blog hecho una pena :D. Acabo de terminar de leer 'Relatos de la Tierras Ásperas'. Un libro cojonudo, me lo he terminado en un pis-pas ¿Qué ha pasado en mi ausencia? Ah, ¿el mecenazgo de Vampiro, eh? ¿40.000 euros? Qué barbaridad... No creo que me lo pille porque a mí, la verdad, las historias de vampiros, no me van. No son mi estilo ;)".

20 comentarios:

  1. Relatos de las Tierras Ásperas y Sangre en Ferelden son dos suplementos que yo recomendaría sí o sí a cualquiera que le guste dirigir fantasía, tenga los juegos para los que en teoría son las aventuras o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sangre en Ferelden" no lo he leído, pero "Relatos de las Tierras Ásperas" me ha parecido magistral. Caerá reseña.

      Eliminar
  2. Oeeeehhh!! Bienvenido de vuelta, maestre!! Echaba de menos tus aportaciones, por aquí y por las redes ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las redes no me he ido del todo (bueno, de la red, porque yo sólo escribo en G+), pero sí que es verdad que el pobre blog está lleno de telarañas; parece el Bosque Negro.

      Eliminar
  3. XD Cuando retome mi blog de rol igual tengo que hacer algo así. Qué gracia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ha salido de la manera más tonta. Confieso que iba a escribir otra cosa, pero el teclado es lo que tiene, que a veces cobra vida propia ;).

      Eliminar
  4. Como dice Maese Erekibeon, se te echaba de menos!
    Rebienvenido!

    ResponderEliminar
  5. Jajjaja, buena forma de volver a la palestra... muy ocurrente :-)

    ResponderEliminar
  6. No imagino una internet rolera sin la Frikoteca.

    "Relatos de las Tierras Ásperas" es una campaña muy resultona. La he terminado de dirigir hace pocas semanas y me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie es imprescindible ;), pero gracias por el halago.

      Eliminar
  7. Yo la estoy dirigiendo por foro y me ha sorprendido lo bien que funciona El Anillo Único en ese formato, con el generador de PJs que linka Devir en la web del juego. Altamente recomendable porque además tiene lanzador de dados y un montón de funcionalidades chulas para que el DJ no se vuelva loco...

    Y ahora arranco Pendragon en foro en una partida en paralelo... a ver que tal...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pendragón! Eres un tío con criterio, Rufus :D

      Eliminar
  8. Hombre, más importante aún, Runequest6 ya pasó los 18mil :)
    Esepro protno poder leerme los Relatos, el Anillo Único es un juego extraordinario en su simpleza y elegancia, ni que decir de lo cojonudo que es jugar en la Tierra Media... Saludos y bienvenido!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la campaña de RQ6 al final va a salir muy bien. La verdad es que no lo dudaba :).

      El Anillo Único es un juego que ha captado el espíritu de la Tierra Media. Y mira si será buena la serie de aventuras de "Relatos de las Tierras Ásperas" que yo creo que debería ser lo primero en leerse, incluso antes del libro de reglas (¡llamadme loco! Pero lo explicaré en la reseña)

      Eliminar
  9. Rebienvendido.

    ¿Quedarán Caballeros de Salisbury dispuestos a seguir con las aventuras?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, igual debería preguntar, ¿verdad? ;)

      Eliminar