28 mayo 2018

Dungeon of Signs echa el cierre

El subtítulo de esta entrada es "Cansancio, monetización y polarización política". Pasen y lean...

La semana pasada el blog Dungeon of Signs de Gus L. echó el cierre. Para los que no lo conozcan, este blog estaba centrado en el mundillo de la OSR, es decir, el movimiento dedicado al rescate y la expansión de las viejas ediciones de D&D. Para mí era un blog de referencia tanto por sus campañas como por sus reseñas de viejas y no tan viejas aventuras de D&D, escritas con un estilo que me agradaba.

Inicialmente el autor tenía pensado directamente borrar su blog, pero al final le han convencido para que no lo haga. En su lugar, ha cerrado los comentarios y ha dicho adios, indicando que no va a volver a publicar. Podéis consultar su entrada de despedida aquí: Goodby and Good Luck.

La entrada no es muy larga y creo que este es el párrafo más significativo:

"For various reasons I've decided to step away from the OSR and the tabletop gaming web community - possibly permanently. Part my decision to withdraw is personal, I find myself with insufficient time and desire to write about games but I also have the sense that the 'OSR' scene this blog is devoted to has become a rather disgusting place where crass commercialization is strangling a formerly creative amateur community, and where destructive 'alt-right' views are becoming increasingly prevalent, even among some of the more significant publishers in the community."

Traducido al español:

"Por diversas razones he decidido dar un paso atrás respecto a la OSR y a la comunidad rolera de la web; posiblemente, de forma permanente. Parte de mi decisión es personal ya que cada vez tengo menos tiempo y ganas de escribir sobre juegos. Pero también tengo la impresión de que el mundillo de la OSR al que este blog está dedicado se ha convertido en un lugar bastante deplorable en el que una grosera comercialización está estrangulando a lo que antes fue una comunidad de aficionados creativos, y donde los puntos de vista destructivos de la 'alt-right' [derecha alternativa estadounidense] se están haciendo más y más predominantes, incluso entre algunos de los editores más significativos de la comunidad".

Vayamos por partes...

La gente se quema

"Parte de mi decisión es personal ya que cada vez tengo menos tiempo y ganas de escribir sobre juegos."

Dungeon of Signs es un blog que abrió en 2012 con unas 213 entradas, que bajaron a 134 en 2013, a 90 en 2014 y no ha pasado de las 35 en el resto de años hasta la actualidad. La principal razón puede ser simplemente que, como pasa muy a menudo, después de seis años ya lo has dicho todo sobre lo que sea que tratara tu blog. No es nada sorprendente que, tras seis años de entradas, descubras que estás repitiéndote y que tu blog no aporta nada nuevo.

Esta es una sensación que nos asalta a muchos blogueros. A mí me pasa, al menos ;). Aunque siempre habrá reseñas que hacer de nuevos libros y siempre podremos comentar cosas que nos vayan gustando o llamando la atención en este mundillo, es cierto que llega un momento en el que todo el mundo ya sabe que me mola Pendragón, que el estilo sandbox es el guay y que la historia de D&D a finales de los 70 es apasionante. Cuando ya lo has comentado todo, es complicado encontrar el empuje para escribir una entrada más. No digamos para hacerlo de forma regular.

Puede que a los blogueros, tras años y años escribiendo, no les quede más remedio que asumir que los jugos creativos se han exprimido al máximo y no queda sino reinventarse o morir. Tampoco es que saquemos dinero de todo esto así que, ¿por qué seguir realizando una actividad que se ha convertido más en una carga que en un placer?

Ah, pero, ¿no se saca dinero de esto? Vayamos al siguiente punto.

La gente se vende

"[...] el mundillo de la OSR al que este blog está dedicado se ha convertido en un lugar bastante deplorable en el que una grosera comercialización está estrangulando a lo que antes fue una comunidad de aficionados creativos"

Esta crítica es más específica del movimiento OSR, aunque supongo que no será desconocida para otros blogueros que han pegado el salto a monetizar el contenido de sus blogs, ya sea a base de publicidad o recopilando y publicando las entradas de su blog (algo así hicimos con Hexplora, por ejemplo, aunque en este caso yo diría que Jordi añadió muchísimo material al que ya existía en su blog).

Cuando la OSR estaba en sus inicios, allá por 2004-2008, era un movimiento de reacción ante las versiones de D&D3 y D&D4, que trataban de volver a "las raíces de D&D". Se basaba mucho en lo que escribían en los blogs una serie de personas que llevaban muuucho tiempo jugando al juego (algunos desde los años 70) y en lo que se discutía en foros especializados como Dragonsfoot, odd74 o Knights-n-Knaves, donde incluso escribían Gygax y otros miembros de los primeros tiempos de la editorial TSR. Todos ellos ayudados por la publicación de los primeros auténticos retroclones como OSRIC o Labyrinth Lord, nacidos a partir de la licencia OGL.

En esos tiempos existía una sensación de redescubrimiento. De que todo un mundo de aventuras y un estilo de juego que había desaparecido hace mucho tiempo volvía a mostrarse ante el mundo, después de pasar una Edad Oscura. Lo viejo era otra vez nuevo; las aventuras publicadas treinta años después no eran mata-mata sin sentido, sino ejemplos inspirados de minimalismo y libertad; y los reglamentos intrincados y las cadenas de dotes daban paso a una interpretación de las reglas en base al sentido común del máster y las guías de los sistemas de reglas.

Como todos los renacimientos, se colaron conceptos que no habían estado presentes originalmente y se exploraron caminos nuevos que no se transitaron en su momento. Se soñó en muchos casos algo que realmente no existió, pero que podría haber existido.

En opinión del autor de Dungeon of Signs, diez o doce años después, ese gran maremágnum de ideas y creatividad se ha convertido en una plataforma para vendernos cosas: más retroclones, más aventuras y más productos.

Me puedo sentir identificado hasta cierto punto con la idea, porque yo mismo he visto como mi tiempo para escribir en el blog se ha ido reduciendo a medida que otros proyectos se han ido comiendo mi escaso tiempo libre: traducciones como las de Pendragón o Ryuutama, la escritura de un par de aventuras para Clásicos de la Marca o las tareas de edición de proyectos presentes y futuros para 77Mundos.

Cuando empecé a escribir La Frikoteca hace doce años, en el mundillo del rol no me conocía nadie. Pero nadie, nadie. No es que ahora me conozca mucha más gente xD, pero yo sí he ido conociendo personalmente a bastantes personas de diversas editoriales y a otros blogueros. Doce años de dar la chapa dan para bastante.

Para mí el salto de escribir en el blog a escribir y participar en la publicación de libros que están llegando a las tiendas ha sido un cambio gradual que ha sucedido de forma natural. Un modo de ir involucrándose poco a poco en el mundillo. Un mundillo que tampoco es tan grande e inaccesible, la verdad.

Por supuesto, el blog se ha resentido. Quiero creer que tampoco se ha convertido en un mero escaparate de mis publicaciones, pero si combinamos que ya lo he comentado todo con el hecho de que, bueno, si estoy escribiendo una aventura pues me gusta hablar de lo que estoy haciendo (los "diarios de diseño"), sí puedo entender que haya quien piense que yo, como otros blogueros, me he vendido al vil metal (ojo, que nadie me ha comentado esto a mí personalmente, pero podría entender la crítica).

Para Gus L., esto no es solo algo que ha sucedido con algunos blogs, sino que es una tendencia generalizada. Es significativo para mí que James Maliszewsky, el autor de Grognardia, dejara de publicar en su blog después de los resultados de su malhadado kickstarter de Dwimmermount. Quizá habría sido más feliz simplemente escribiendo en su blog y no dedicándose a intentar publicar (ojo, para mí Dwimmermount terminó siendo un gran producto final, aunque probablemente gracias al ímprobo esfuerzo de la gente de Autarch)

Y hablando de Autarch...

La gente se polariza

"[...] los puntos de vista destructivos de la 'alt-right' [derecha alternativa estadounidense] se están haciendo más y más predominantes, incluso entre algunos de los editores más significativos de la comunidad"

Para el que no lo sepa, la alt-right o Alternative Right es un movimiento político estadounidense nacido y desarrollado en internet, en foros como 4chan y como reacción a lo que podríamos llamar los SJW (Social Justice Warriors) o izquierda estadounidense. Se oponen al feminismo, a lo políticamente correcto y, en sus postulados más extremos a los inmigrantes y... bueno, y a todo lo que se mueva. Echadle un vistazo a la wikipedia e investigad por vuestra cuenta, que ya sois mayorcitos (Alt-Rigth en Wikipedia).

Gus L. no da nombres. Yo supongo que se refiere a RPGPundit, administrador de The RPGSite y el creador de juegos de la OSR como Lion & Dragon o Dark Albion. También declarado enemigo de los SJW (Social Justice Warriors) a los que suele llamar "The Swine" (la piara) y un defensor entusiasta de Donald Trump en las elecciones estadounidenses. Yo sigo a RPGPundit en las redes sociales y su blog por su contenido con respecto a la OSR, pero coincidimos poco en cuanto a visiones políticas así que, merced a la magia de los Círculos de Google+, esa parte de su pensamiento me la salto (dentro de lo posible).

No es el único, por supuesto. Alexander Macris, el creador de Autarch y del retroclón Adventurer, Conqueror, King resulta que es el CEO de la empresa de Milo Yiannopoulos, un comentarista político importante dentro de la alt-right. Y hay más, como Jeffro Johnson, el autor de Appendix N: The Literary History of Dungeons & Dragons, publicado por Castalia House, que es una editorial propiedad de Theodore Beale, un activista de la alt-right.

Si os digo la verdad... estas cosas me pillan muy lejos. La política estadounidense es un galimatías del que probablemente no me entero ni de la mitad. Solo sé que para mí, desde una perspectiva de socialdemócrata europeo, los Demócratas parecen seguir políticas de derechas y los Republicanos, de extrema derecha. Lo de Trump me parece una reacción de los estadounidenses blancos más jodidos que se han dicho a sí mismos "vamos a probar con este tipo, a ver qué pasa; total, los partidos tradicionales son la misma mierda que nos ha dejado sin trabajo". Pero ni soy estadounidense ni creo ser capaz de entender todas las sutiles diferencias en un país muy complejo y poderoso de casi 400 millones de habitantes.

Lo que sí sé es que desde la crisis económica que nos comimos en 2008 y que no se ha terminado ni por asomo, el mundo a nivel global se ha polarizado. Podemos, Syriza, Cinco Estrellas, la extrema derecha de los partidos de Europa del Este y Trump son, para mí (que soy un ignorante), la reacción de la gente corriente a la globalización y a un tremendo desequilibrio económico que aún no sabemos cómo va a terminar.

Creo que internet lo ha hecho todo aún más personal. Las redes sociales actúan como cajas de resonancia, ya no sabe uno de quién fiarse y estamos todos estresados, corriendo como lemmings hacia el abismo. Y esa guerra por el espíritu humano llega a todos los ámbitos, incluso a los humildes (por insignificantes) juegos de rol.

Gus cree que la política se está colando en su afición. Y no le gusta. Si ya no podemos ni hablar de elfos y orcos sin arrojarnos los trastos a la cabeza los unos a los otros, entiendo que haya quien haga las maletas y se aleje de internet, de sus pompas y sus obras, y se refugie en su viejo grupo de juego, sus viejos libros y su familia. El esfuerzo probablemente no merece la pena.

En conclusión

... se nos va otra voz. Ya sea porque lo ha dicho todo, porque piensa que el mundillo al que él llegó ya no es el que era o porque la política lo ha infestado todo... hay quien prefiere dar un paso atrás y replegarse a sus cuarteles de invierno. No es el primero, no será el último y aquí, en nuestro pequeño rinconcito del mundo, tenemos nuestros propios ejemplos de personas reconocidas que se alejan del ruido, hartos de la lucha.

Se está poniendo difícil esto de mantener la cordura en el inicio del siglo XXI.

Saludetes,
Carlos

P.D.: Por cierto, interesante comentario de James Raggi (editor de Lamentations of the Flame Princess) en G+: Comentario de Raggi

14 comentarios:

  1. También hay una cosita y es que nada se mantiene inmutable. La OSR no iba a durar siempre, igual que la guerra entre Vampirers y Dungeoleres de los 90 no duró para siempre. Ni siquiera la irrupción de 'lo indi-alternativo' ha durado muchos años, de un tiempo a esta parte parecía que los que antes te hacían cosas con Fate (¡cuando esto era nuevorl!) te las hacían con juegos OSR. Diantres, ni siquiera Warhammer ha durado para siempre. A veces nos sorprendemos porque el lugar en el que estábamos cómodos hace unos años se ha ido convirtiendo en algo que no nos gusta de forma tan paulatina que ni te das cuenta... O porque no has querido darte cuenta y trabajarlo, para bien o para mal.

    Más centrado en la OSR, es evidente que el movimiento está cambiando de hace años y es lógico que haya gente que 'ya' no esté cómoda. Ahora habrá que ver si surge algo en respuesta o que.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, coincido en que todo cambia, nada permanece. Es por ello que no hay que descartar que, simplemente, ya no se sienta identificado con el actual movimiento OSR y en lo que éste es ahora.

      Claro, también habrá quien está encantado de la forma que tiene dicho movimiento ahora mismo. Nunca llueve a gusto de todos ;).

      Eliminar
  2. Como siempre, reflexiones muy interesantes. Mi humilde opinión frente a estas tres razones:

    - Sí, escribir en un blog es una tarea basada básicamente en el amor (a una afición, normalmente), y como siempre pasa con esta emoción, está sujeta a muchos vaivenes. No conozco ningún blog (de cualquier temática) que no haya pasado por altibajos o amenace cierre.

    - La lista de blogs en diferentes idiomas que siguen ofreciendo material gratuito para la OSR es abrumadora. Y por mucho módulo, retroclón o adminículo que se ponga a la venta, nadie te obliga a comprar nada. No comprar también es una elección, y que tiene tanto impacto como comprar ciertos libros o líneas.

    - La política es parte fundamental de nuestras vidas, afecta a todos los ámbitos, es insoslayable. Otra cuestión es que no podamos convivir con gente que no piensa como nosotr@s, como parece ser el caso (y más en Internet).

    ¡Muchas gracias, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. - Efectivamente, es muy complicado no pasar por altibajos con el blog. Como con cualquier otra cosa, obviamente ;). De todas formas, yo siempre digo lo mismo: si tienes un blog, ¿te ves escribiendo en él dentro de 10 años? ¿de 20? ¿de 30? La respuesta da un poco de vértigo :D.

      - Cierto, efectivamente, yo sigo descubriendo blogs nuevos sobre la OSR en particular y sobre rol en general todos los meses. Aunque algunos de los veteranos se "profesionalicen", sigue habiendo gente nueva que descubre la afición y la OSR y se apuntan al carro de los amaters ;).

      - Creo que sí, la política es inevitable... pero también creo que, en general, hay una polarización evidente que cada vez se hace más patente y acusada. Hay gente que no lo lleva bien.

      Eliminar
  3. En el fondo, todo tiene la misma base: la situacion social a nivel global se hace insoportable.

    Es curioso, en españa somos poco menos de 50 millones, y en menos de diez años hemos visto como de tener un bipartidismo consagrado, pasamos a una politica a cuatro bandas, con mas luchas intestinas que una partida de vampiros y mas trapos sucios que las oficinas de pentex... aun asi se sigue teniendo la idea de una sociedad americana homogenea y facilmente caracterizable :P

    La globalizacion he terminado por crear un clima de polarizacion en todas partes, con diversos matices locales, pero en resumidas cuentas los social Warriors y los grupos surgidos como respuesta a ellos son como la cocacola, hoy en dia viene en multiples sabores pero en el fondo es la misma mierda.

    No solo eso sino que estan infiltrandose en todo, desde nuestras aficiones hasta el cole de los niños, quedan muy pocas areas de la vida donde puedas escapar al debate y hay muy pocos grupos de interes que deseen dejar de continuar empujando, todos creen que lo mejor es continuar presionando para obtener sus objetivos sin tener que negociar con sus antagonistas.

    Podemos quejarnos del fenomeno, porque la verdad es que uno termina hartandose y sin una idea clara de que hacer, o como prepararse, pero a este ritmo se acabaran los sitios donde refugiarnos en muy poco tiempo, yo le hecho menos de otros cinco años y entonces es cuando de verdad veremos un autentico resurgimiento de muchos extremismos que estarian mejor muertos o dormidos y el clasismo, el razismo, la xenofobia, el nacionalismo y demas hierbas nos estallan en la cara, no solo del lado de la ultraderacha sino, tambien desde el otro angulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Golem, no te quito razón. Quizá durante mucho tiempo hemos pensado que la política era algo que hacían los políticos y que no nos afectaba... y no es así. La globalizacion, las guerras, las finanzas... nos terminan afectando. Y estamos en un momento que parece clave.

      Ojalá no resurjan los extremismos de los que hablas, pero es cierto que la cosa pinta chunga.

      Eliminar
  4. Gracias por la reflexión, Carlos. En unos años seguro que lo entenderemos mejor. (A toro pasado...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A toro pasado las cosas parecen evidentes. Predecir lo que va a pasar es lo complicado. De hecho, hay estudios que demuestran que, en todos los ámbitos de nuestra vida, somos malísimos prediciendo el futuro.

      Eliminar
    2. Te diria que incluso cuando acertamos no tenemos ni puta idea del grado al que pueden llegar las cosas:
      http://kilior.blogspot.com.es/2007/10/la-impulsividad-del-carcter.html

      Eso lo escribi hare ya casi once años, cuando aun vivia en Caracas y poco antes de decidir regresar a España y mudarme a Barna.

      Eliminar
    3. Casi nada... pues sí, pocas veces somos conscientes de estar viviendo un momento histórico, ni las consecuencias que éste tendrá sobre nuestras vidas.

      Eliminar
  5. Entiendo perfectamente los planteamientos de Gus L. Sin embargo me sorprende y en parte me preocupa el punto de la parte de la política. Sí, la política es algo fundamental, sí, a pesar de ser una persona poco implicada en política y menos en la de EEUU, veo que el debate derecha/izquierda afecta incluso a los rpgs, y entiendo y veo positivo que la gente exprese sus opiniones políticas. Hay creadores de rpgs con conciencia política, y en la OSR no sólo hay alt-right(James Braggi o Zak Smith de derechas no son). Lo que me parece preocupante es que la sociedad se polarice hasta el punto de que actividades como hacer un blog sobre juegos se interrumpa en parte por el ambiente político. No sé mucho de historia, pero la polarización radical de posiciones politicas, hasta influir decisivamente en actividades no relacionadas con la política, está en el germen muchas guerras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que a mí también me ha llamado la atención. Y que creo que no podemos ignorarlo como una mera anécdota, porque lo he visto hacerse más y más evidente con el paso de los años. No creo que la OSR sea de derechas y los juegos indie de izquierdas, ¡eso es bastante reduccionista! Lo que sí creo es que, hace años, la política del mundo real no se colaba en mis debates roleros.

      No sé si Raggi es de derechas o no. Smith no, desde luego, pero en cualquier caso, ¿importa? Hasta hace poco no importaba y ahora parece que nuestras preferencias políticas nos sitúan automáticamente en bandos irreconciliables :(.

      Eliminar
  6. D&D no es ni de derechas ni de izquierdas. Es D&D y punto. Me parece recordar a algunos blogueros hablando del humanocentrismo que suponia exterminar orcos, trolls o Contempladores, de despojarles de sus tesoros y no respetar sus civilizaciones...La Osr se basa en juegos que se basaban en la literatura pulp, en literatura de evasion y de imaginacion, no en temas de lucha de clases y lucha por la implementacion de los derechos fundamentales, causas legitimas pero ajenas a nuestro hobby.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, aunque hay que decir que realmente el autor del blog no se queja de D&D sino del movimiento OSR, de su mercantilización y de la polarización política de algunos de sus integrantes más significativos.

      Coincido en que estamos tratando de un juego que trata sobre evasión e imaginación. Se puede usar el rol (no solo D&D) para explorar temas políticos, pero no es desde luego su objetivo principal.

      Eliminar