-->

21 octubre 2019

Rejugar aventuras

Ahora que se acerca Halloween he recordado una anécdota curiosa que leí en algún sitio hace tiempo: hay un grupo de jugadores de rol estadounidenses que todos los años, la noche del 31 de octubre, se reúnen para jugar el módulo I6: Ravenloft. Es una tradición en su grupo, volverse a jugar durante la noche de Halloween la clásica aventura de D&D en la que un grupo de héroes se adentra en el castillo de Ravenloft para acabar con el vampiro Strahd von Zarovich.

Aparte de que me parece una tradición deliciosa para esa noche de terror ;), me sorprendió en su momento el hecho de que se pudiera disfrutar de jugar todos los años una misma partida, por muy atmosférica que sea. Lo cierto es que atrezzo no les faltará para ambientar la casa ese día, porque estos días en España las tiendas de "todo a 100" están llenas de adornos y disfraces para Halloween, así que entiendo que en EEUU será aún más exagerado :D.

El caso es que hay una característica muy notable en esta aventura que facilita el que sea rejugable: que al comenzar la partida, una anciana vidente les lee el futuro a los personajes usando una baraja de tarokka... que, vamos a ver, es una baraja de tarot modificada, no nos engañemos ;). Y dependiendo de lo que salga en esta lectura de cartas (completamente al azar), ciertos objetos importantes para acabar con el señor de Ravenloft estarán en lugares distintos dentro del castillo.

Ya solo con esta pequeña característica se logra que la aventura sea distinta cada vez, de modo que es factible jugarla año tras año y que cada vez sea una experiencia distinta, gracias a la aleatoriedad (en este caso, de las cartas y no de los dados).

Recuerdo que en el libro juego El Vampiro de Ravenloft, basado en la misma aventura, se simulaba esto mismo haciendo que al comenzar la lectura del libro se hicieran tres "tiradas iniciales" que había que anotar. Después, en lugares concretos del texto, se te decían cosas como "Si tu segunda tirada inicial es un 3, ve a la página 74". Gracias a esto, El Vampiro de Ravenloft es uno de los librojuegos que más veces he leído, y prueba de ello es el estado deplorable en el que se encuentra a estas alturas (pobres hojas sueltas).

Sin embargo...

Lo cierto es que también leí una vez a una persona decir que un libro que nos gusta no será tan bueno si no nos lo releemos de vez en cuando. Y creo que tiene bastante razón. No sé cuántas veces me he leído El Señor de los Anillos, El Hobbit, El Péndulo de Foucault o Tropas del Espacio, pero raro es el año en el que no acaricio el lomo de uno de esos libros, me pongo a leerlo de nuevo... y termino devorando siete u ocho capítulos. O el libro entero de nuevo.

Saliendo de la literatura, ¿no tenemos todos una película que hemos visto docenas de veces? ¿Una serie que no nos importa retomar? Estoy dispuesto incluso a decir que hasta una retransmisión deportiva tipo España - Malta. Sí, el España - Malta de hace décadas es de las pocas referencias deportivas que puedo comentar :D.

Es muy curioso que esto no sea tan habitual en los juegos de rol. Incluso si Ravenloft no fuera tan rejugable por la lectura de cartas inicial, ¿no molaría volver a jugar la aventura por mucho que nos la conozcamos? ¡Y encima en la noche de Halloween! Probablemente no hacemos este tipo de cosas porque es normal habitual en las campañas roleras que una aventura se entrelace con otra y formen una historia mayor que la suma de sus partes. Además de que los protagonistas (los aventureros) van cambiando con el paso de los años. Pero no creo que sea imposible volver a jugar un one-shot con los colegas a una aventura muy querida. Vale que no se puede jugar a Las Máscaras de Nyarlathotep o a la Gran Campaña de Pendragón en una noche, pero hay otras muchas aventuras que sí se pueden repetir, sobre todo si fueron algo significativo para tu grupo de juego. Pienso en algunas de las aventuras rejugables de Nosolorol o en clásicos como la aventura de la Cuna de RuneQuest o una buena aventura de Aquelarre como la de la Posada de Álvar el Honesto.

Hubo una vez un estudio que habló sobre los "spoilers", y que llegó a la conclusión de que se podía llegar a disfrutar más de una película o libro si nos habían contado el final. Porque entonces disfrutábamos del viaje y no únicamente del desenlace. Con las partidas y las aventuras que realmente nos han entusiasmado puede suceder algo similar, y más si tenemos en cuenta que en la inmensa mayoría de los juegos de rol hay un componente de azar que hace que realmente sea imposible jugar exactamente la misma partida dos veces.

Quizá es un experimento que no sea interesante realizar en nuestros grupos de juego :).

Saludetes,
Carlos

28 comentarios:

  1. Es un experimento raro, sí. Creo que a mí me resultaría aburrido, aunque tal vez me divertiría ver cómo cambia la historia al tomar decisiones distintas, un poco como el Día de la marmota.

    Lo que sí he hecho es dirigir el mismo módulo o campaña varias veces a grupos distintos. Eso mola (hasta cierto punto). :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una propuesta curiosa, la verdad. No sé si sería aburrido; yo al dirigir una misma aventura a distintos grupos (por ejemplo, la de los Argonautas para Mythras) la voy refinando y dirigiendo cada vez mejor. Es cierto que a lo mejor jugar la aventura de los Argonautas una y otra vez lo mismo no tiene mucho sentido, pero la de Ravenloft, con su lectura de tarokka y los cambios que esto provoca, sí puede que sea más divertida de jugar.

      Y, en cualquier caso, es como verse una peli con los colegas el día de Halloween. Una que os gusta mucho, como Pesadilla Antes de Navidad, por ejemplo ;). Yo creo que puede tener su sentido :D.

      Eliminar
    2. 002

      "Es un experimento raro, sí." ¿Raro? Admito que es raro, pero debería ser lo típico. ¿Por qué no lo es? ¡Por la fúria de Crom, Rune ha puesto el dedo donde más me duele!

      (Rune: te debo un millón de bitcoins, a ingresar en tu cuenta corriente)

      "(..) tal vez me divertiría ver cómo cambia la historia al tomar decisiones distintas, un poco como el Día de la marmota."

      ¡Justo ahí! En tal caso, anticipo que te ibas a desilusionar. Y mucho. Tomemos la aventura de los Argonautas, sin ir más lejos. ¡Carlos! ¿estás a la escucha? (qué-tonterías-pregunto-es-tu-blog-claro-que-lo-estás) Vale, pues corríjeme si me equivoco, pero tomen las decisiones que tomen los jugadores, en cada partida a los Argonautas les ocurren los mismas encuentros, cada vez en el mismo orden. ¿Cierto?

      Para seguir, pasa al (003).

      Eliminar
    3. Cierto; la partida de los Argonautas es 100% dirigista, porque su objetivo no es que los jugadores vayan por donde quieran, sino usar las distintas escenas para mostrar las distintas posibilidades del sistema Mythras.

      Eliminar
    4. 003

      Efectivamente, hay un momento y un lugar para eso que llamas dirigismo. Por ejemplo, en un juego de terror es apropiado que los PJs sean testigos de horrores y atrocidades por doquier sin que nada de lo que hagan los jugadores pueda servir para evitarlo.

      Ha sido un acierto situar la demo del Mithras en el universo de la mitología griega. Al fin y al cabo los héroes clásicos están atrapados por el destino ciego como un mamut en una ciénaga: cuanto más resistencia a la fatalidad oponen, más abajo se hunden. Por eso un módulo como "Los Argonautas", estructurado como una secuencia rígida e inamovible de encuentros, es fiel al 100% a su fuente original. Lo cual merece toda mi aprobación y respeto.

      El problema está en la suma de uno más dos:

      (1) que la inmensa mayoría de módulos siguen la misma estructura que la aventura de "Los Argonautas" y por parte del jugador es temeridad o locura (pedir peras al olmo) esperar algo distinto.

      (2) que dicha estructura está en el polo opuesto de mis inclinaciones personales (hablando en plata: ¡antes que jugar a algo así me tiraba yo por la ventana!).

      El "role-playing" me trae sin cuidado. Para matar malos ya tengo el Super Mario Bros. ¿La ambientación? Me da lo mismo. ¿El sistema de juego, la generación de personajes, los combates? Están hechos para las máquinas. Lo único que me liga a esta afición es eso que ha dicho Runeblogger:

      "VER CÓMO CAMBIA LA HISTORIA AL TOMAR DECISIONES DISTINTAS"

      He aquí mi pasión, mi vicio, mi droga. Toda la demás parafernalia me da igual. ¡Me da iguaaal! Quiero ver como cambia la historia. Soy un yonki de las decisiones. ¡DECISIONES, QUIERO DECISIONES! ¡DADME DECISIONES, HIJOS DE Para seguir, pasa al (004)

      Eliminar
    5. 004

      Hará unos meses me entretuve en repasar todos los númeos de la revista "Líder" -desde que se llamaba "Maquetismo y Simulación" hasta su desaparición- en busca de ejemplos de módulos no lineales. Y en toda su andadura sólo se publicaron dos: el Cthulhu de Álex de la Iglesia y el "Romeo y Julieta de los Reinos Jóvenes".

      ¿Y si rompemos la linealidad? ¡Vamos allá!

      De hecho, los módulos en "Líder" se parecen tanto entre si que [tema musical de "Expediente X"] que sospecho que todos son obra de un mismo autor -Ricard Ibáñez probablemente-, que publicaba bajo diversos pseudónimos. ¿Puedes creerlo? En caso afirmativo, pasa al (008). En otro caso pasa al (005).

      Eliminar
    6. 005

      Pues ve a Sinergia de Rol, bájate la colección y compruébalo por ti mismo. Si ahora estás convencido, pasa al (008). En caso contrario, vuelve al (004) y elige otra opción.

      Supongo que te das cuenta de lo que estoy haciendo. Hago como que doy ocasión de discrepar, pero en la práctica todas las opciones llevan al mismo sitio. Así es como se mangonea a los jugadores durante una partida. Si no estás de acuerdo, puedes ir al (006).

      Eliminar
    7. 006 ¡Respuesta incorrecta! Pasa al (005) y recapacita.

      Eliminar
    8. 007 Suena el tema de James Bond. ¡Tara, tará, tararaaa! ¡Tara, tará, tarará!

      Eliminar
  2. Yo hace poco, al releerme una campaña de Aquelarre que jugamos hace veintitantos años, descubrí que había muchos detalles (e incluso algunas aventuras) que ya no recordaba.

    Hasta tal punto que he llegado a pensar que podríamos jugar de nuevo esa campaña sin problema. Estoy seguro que recuerdan de qué iba la campaña, pero no la trama de varias de sus aventuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me ha pasado a mí hasta con ciertas entradas de este blog, que a veces me sorprenden porque he olvidado lo que escribí en ellas xD.

      Pero esto es un poco distinto. Los jugadores de esa partida anual de Ravenloft no creo que se olviden de cómo es la partida, sino que no les importa volver a revivir los momentos estelares de la misma. Supongo que poco a poco lo habrán ido convirtiendo en algo más atmosférico (yo no puedo evitar imaginarme al director de juego disfrazado de vampiro...).

      Eliminar
    2. Es verdad, con las entradas que escribe uno mismo también pasa :-)

      Eliminar
  3. Interesante reflexión Carlos. Te puedo confirmar que rejugar I6 - Ravenloft es un placer. :) Mi primera experiencia fue como jugador, la segunda como máster, y la tercera de nuevo como jugador. Eso sí, pasaron años entre una partida y otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No lo dudo! Para mí, simplemente leerme el Castillo de Ravenloft me parece ya una pasada. Atmosférico y rejugable, combinación ganadora ;)

      Eliminar
  4. Yo no he rejugado, como jugador, ninguna aventura. Dependiendo de cuál, pienso que sería perfectamente posible, sobre todo si se trata de un escenario lo bastante abierto, explorable y con elementos aleatorios. Por otro lado lo que sí he hehco ha sido dirigir MUCHAS veces una misma aventura, con amigos en jornadas (muchas jornadas...) Creo que la que más he dirigido tiene que haber sido más de una docena seguro. Ya he perdido la cuenta, la verdad. Y siendo una partida one-shot, cada grupo siempre busca soluciones y planteamientos diferentes, así que no dejo de aprender de cuántas formas se puede explotar una misma aventura...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como comentaba en la entrada, yo he dirigido ya la aventura de los Argonautas con Mythras muchas veces, aunque aún no ha llegado a la docena ;) y siempre hay distintos matices. En ocasiones porque los jugadores toman decisiones distintas, pero también porque interpretan de modo diferente a los personajes que eligen (he tenido versiones muy diferentes de Orfeo en mis partidas, por ejemplo).

      Como jugador yo creo que disfrutaría de rejugar una aventura que realmente fuera muy buena. Supongo que un misterio no, pero casi cualquier otro tipo podría molar :)

      Eliminar
  5. Bueno, no es la única. In Search of Unknown es bastante rejugable también, aunque por otros motivos. Esa misma aventura con algunas drop tables podría transformarse en una cosa bien distinta de una vez para otra. De hecho, tengo una aventura así, pero nunca terminé de escribirla por falta de tiempo.

    También me hubiera gustado añadirle alguna forma de ir generando el mapa de forma procedural, pero nunca conseguí dar con un mecanismo que me terminase de convencer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy cierto que In Search of the Unknown es bastante rejugable, simplemente con poner los monstruos y los tesoros organizados de modo distinto. Y en la red hay bastantes "distribuciones alternativas" e incluso reinterpretaciones de los mapas (uno de Dyson Logos muy bueno).

      Una aventura que genere el mapa de modo procedimental es posible, sobre todo si tienes una serie de salas "fijas" y otras que se pueden crear de modo aleatorio. A mí me gustaba bastante el sistema que había en el juego "Advanced HeroQuest".

      Eliminar
    2. Ah, he visto algo así en Dyson Logos, pero no quería copiarle la idea tal cual (ya se la copié respecto a las las drop tables) XD.

      Eliminar
  6. Como otros dicen, no he repetido como jugador una misma aventura, aunque sí como DJ.

    Pero, precisamente, el fin de semana pasado jugué "Chariot of the Gods" para Alien, y creo que es bastante rejugable por la cantidad de opciones que da el escenario y su dificultad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco la aventura, la verdad. Pero si tú lo dices, entiendo que sí puede ser otro buen ejemplo de aventura potencialmente rejugable :).

      Eliminar
  7. 001

    "(...) un libro que nos gusta no será tan bueno si no nos lo releemos de vez en cuando. (...) Saliendo de la literatura, ¿no tenemos todos una película que hemos visto docenas de veces?"

    Un libro, una película, un cómic. Una canción, un disco, un concierto, un ballet, una ópera. Un viedoclip, un videojuego, un blog. Lo normal, en mi experiencia, es que el contenido de la obra no se agote en un primer visionado.

    ¡Ni siquiera hace falta que te guste! "El Quijote" es un librote que detesto, y no sé ni la cantidad de veces que lo habré releído. (Aunque desde que me he hice mayor lo he dejado.)

    Es más, recomiendo encarecidamente no comprar ningún libro que no hayas leído, ni sacar entradas para una película que no hayas visto previamente. Gastarse dinero en productos desechables es tirar los cuartos por el retrete.

    "Es muy curioso que esto no sea tan habitual en los juegos de (...)"

    A estas alturas ya sabemos que mi lista de agravios contra los juegos de Magia & Mamporros no cabe sobre las velas de un galeón. Y en cabeza está ¡precisamente! que los módulos no sean rejugables.

    Para seguir, pasa al (002).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 008

      Volvamos al tema de la rejugabilidad.

      Tomemos los libritos de Elijeaventuras, al estilo de Edward Packard e imitadores. Historias que se ramifican una y otra vez, varias rutas, varios finales. Como un libro convencional, puedes releerlo tanto veces como quieras... Pero solo puede rejugarse hasta que agotas todas las rutas y finales posibles. A partir de ahí estás releyendo, no rejugando.

      Con los Librojuegos propiamente dichos (rutas entrelazadas, muchos finales desgraciados, un final positivo) ocurre lo mismo. En la serie verde, cualquier ruta es válida con tal que no pises una mina.

      En la serie roja, la "ruta dorada" que conduce al final feliz está escondida entre una multitud de rutas falsas que llevan al fracaso. No sólo permite rejugar las aventuras, sino que lo exige. (Véase la película "Al filo del mañana".)

      En todo caso, llega un momento en que ya no quedan más rutas ni más encuentros por descubrir. ¿Se puede releer? Sí. ¿Rejugar? No creo.

      Y con esto llego a los módulos de Magia & Mamporros. ¡Por Crom! ¿quién me mandaría meterme en este fregado? Para la rejugabilidad que tienen, bién podrían estar impresos sobre papel de Kleenex.

      ¿Y por qué no van a ser rejugables? Pasa al (009) para descubrirlo.

      ¡Toma cliffhanger, Dan Brown!

      Eliminar
    2. Mierda, este librojuego está roto; no encuentro el 009

      Eliminar
    3. Estos saltos innecesarios son como cuando el Director hace que los jugadores tiren los dados sin que haga falta. Sirven para crear falso suspense y de paso romper el muro de texto.

      009

      ¿Por qué los módulos de Magia & Mamporros no son rejugables? Porque al igual que en una narración convencional sólo existe una ruta. No debemos de olvidar que D&D (TM) apareció antes que "Elige tu Propia Aventura" (R).

      Un módulo produce la ilusión de que existen infinitas opciones, pero a diferencia de Elijeaventuras y Librojuegos (donde las elecciones son limitadas pero tangibles) no es más que un espejismo. Y ningún ilusionista que se precie repite el mismo número, so pena de que el público descubra el truco.

      Eliminar
    4. En Busca de la Ciudad Perdida de Garan es perfectamente rejugable :D

      Eliminar
  8. "Hubo una vez un estudio que habló sobre los "spoilers", y que llegó a la conclusión de que se podía llegar a disfrutar más de una película o libro si nos habían contado el final. Porque entonces disfrutábamos del viaje y no únicamente del desenlace."

    Esto mismo nos enseñaron en la universidad al empezar a estudiar literatura. Que un libro nunca se disfruta plenamente y en todos sus matices en la primera lectura. El "qué pasará" nos consume demasiado, estamos demasiados pendiente del argumento. Con el rol, yo también he dirigido más de una vez la misma aventura y la he disfrutado. No tengo ni idea de si lo disfrutaría como jugador... puede que, igual que con un libro, disfrutara más de otros aspectos de la partida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegro de que me confirmes que no es una locura eso de que se disfruta de algo una vez conocemos el final ;).

      No he llegado a participar como jugador en una partida a la que ya hubiera jugado anteriormente, pero creo que, a la hora de disfrutarla, es probable que la clave estuviera en recrearse en ciertas partes de la ambientación, de las escenas o de las distintas decisiones que puedes tomar. Creo que sería una experiencia disfrutable, ¡pero habría que probarlo! :D

      Eliminar