14 octubre 2018

Se nos ha ido Greg Stafford

Hace un par de días Greg Stafford murió, en su cabaña de sudar, puede que mientras realizaba un ritual chamánico. O simplemente, mientras se relajaba o se echaba una siesta. No podemos saberlo, pero ¿no encaja mejor la primera hipótesis con el personaje? Sí, encaja mejor, y como a los humanos nos gustan las historias, es bastante probable que al fin esa sea la explicación con la que nos quedemos. Y es algo bueno, porque lo que Stafford nos trató de enseñar durante toda su vida fue el poder de las historias; el poder de los mitos.

Lo primero sin duda es expresar nuestras condolencias a su familia y amigos. Ellos son los que realmente le han perdido, los que lo conocían y querían. Nosotros en realidad solo conocíamos una faceta de él: su obra. Pero su obra ha sido tan influyente en el mundo de los juegos de rol, que no podemos sino sentirnos un poco huérfanos con su pérdida y agradecidos por todo lo que nos dio a través de sus juegos.

Greg Stafford fue un californiano apasionado por la mitología (que plasmó en historias ambientadas en un mundo que creó llamado Glorantha), el chamanismo (era un chamán practicante) y una figura clave en el mundo de los juegos de rol. Aunque pueda parecer raro, estas tres pasiones estaban muy relacionadas entre sí.

Si por algo se conocerá a Stafford en nuestro mundillo será por la creación, en 1975, de la editorial Chaosium. Aunque inicialmente Chaosium se dedicó a publicar juegos de tablero (el primero, White Bear and Red Moon, estaba ambientado en Glorantha), después de descubrir Dungeons & Dragons, Stafford decidió comenzar a publicar también juegos de rol. Empezaron con RuneQuest (obra de Steve Perrin y Ray Turner), el primer juego de lo que en el futuro se convertiría en la "familia d100". Después llegaron La Llamada de Cthulhu, obra de Sandy Petersen (y probablemente el más popular de los juegos de Chaosium), o los juegos Elric, Príncipe Valiente o Pendragón. Este último juego, basado en las leyendas artúricas, es el único que escribió en solitario Greg Stafford y siempre dijo que lo consideraba su obra maestra. Muchísimos creadores de juegos de rol admiten que los juegos de Chaosium, sus ideas, han sido fundamentales en la concepción de sus propias obras.

La historia de Chaosium es larga y compleja, pero creo que ahora mismo lo fundamental es decir que, después de muchos avatares, Stafford había recuperado el control de la compañía y que actualmente tanto RuneQuest como Glorantha están viviendo un momento de renacimiento. También creo que había nombrado a sus "herederos" en muchos aspectos: Jeff Richards es ahora el responsable creativo de los juegos ambientados en Glorantha y David Larkins el editor en jefe detrás de Pendragón. Stafford no ha dejado que sus mundos mueran con él, sino que ya en vida decidió entregárselos a una nueva generación. Creo que se sentiría orgulloso de saber que su legado le sobrevivirá.

Y es que Stafford fue mucho más que un diseñador de juegos. Fue un catalizador, una persona alrededor de la cual creció una comunidad, lo que él llamaba su tribu. La creación de comunidades ha ido siendo cada vez algo más y más importante en los juegos bajo la influencia de Stafford (tiene su propio capítulo en HeroQuest, y eso que este juego es bastante "genérico" en cuanto a ambientación). No es solo lo que Stafford creó por sí mismo, sino el impulso que dio a otros para que se convirtieran a su vez en creadores. Siempre dijo que "Tu Glorantha Será Diferente", siempre admitió que cada cual traería su propia concepción a su mundo mitológico y no solo lo admitió, sino que lo alentó. Lo llegó a poner en los libros de reglas y animó a la gente a cambiar lo que fuera necesario para imprimirle su propio carácter; Stafford sabía que todos los mitos tenían distintas versiones locales, aunque siguieran manteniendo un mismo núcleo de verdad.

Fue un apasionado de la mitología y Glorantha fue el mundo en el que exploró cómo los humanos se relacionaban con el mito. En Glorantha hay monoteísmo, hinduísmo, mitos indoeuropeos, pueblos primitivos, nómadas de las estepas... el mundo de Glorantha está formado por mitos, no por materia. Y gracias a Glorantha muchos roleros aprendimos sobre Joseph Campbell y el viaje del héroe, o descubrimos que la Edad Clásica era tanto o más interesante que la Edad Media.

También fue un amante de los mitos artúricos y con Pendragón trató de aglutinar sus distintas versiones y hacer que participásemos en ellas. Siempre he dicho que La Gran Campaña de Pendragón es su obra maestra y que incluso el libro de reglas no es sino un suplemento para la campaña, pero incluso así ¿en cuántos juegos antes de Pendragón los protagonistas pueden volverse locos de amor? ¿En cuántos queda tan claro que la Gloria y no el dinero es el objetivo del aventurero?

Fue un chamán y nos enseñó que la función de los chamanes era viajar al Otro Lado y traer al mundo real algo nuevo, una enseñanza, un tesoro. Eso son las Búsquedas Heróicas de Glorantha, eso son las aventuras y eso, en realidad, son los juegos de rol: un modo de vivir historias en un espacio mental compartido del que volver transformado. ¿Dónde puedes explorar quién eres o cómo te comportarías en distintas situaciones mejor que con los juegos de rol? Si bien se puede jugar al rol simplemente para divertirte, también puedes hacerlo para aprender más sobre ti mismo. Las historias tienen poder.

Así que aquí estamos, despidiéndonos del Gran Chamán. El hombre que, en muchos sentidos, fue un puente entre el Otro Lado y el mundo material. Un hombre que creó una comunidad que le sobrevive y que le recuerda con alegría y agradecimiento. Setenta años muy bien invertidos, Greg.

Un saludo,
Carlos

17 comentarios:

  1. Uno de los más grandes. El primer juego que compré fue Runequest, hace 29 años. Descanse en paz en los cielos de Glorantha

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer juego de rol que yo compré fue el Señor de los Anillos de Joc, pero el primero que realmente entendí fue RuneQuest ;). Mi vieja escuela siempre fue RuneQuest.

      Eliminar
  2. Greg Stafford y su uso de la mitología es a los juegos de rol lo que Alan Moore es a las novelas gráficas. Realmente fue nuestro Chamán y su Arte consistió en mostrarnos los caminos que los demás no podíamos siquiera ver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente. Siempre me interesó la mitología, pero los juegos de Chaosium y Glorantha me hicieron verla de un modo vivo. Realmente nos enseñó nuevos caminos.

      Eliminar
  3. Descanse en paz. Uno de los más grandes diseñadores de juegos de rol, sin duda. Voy a citar a John Wick, que hablaba de la regla de Stafford para los diseñadores de juegos de rol: "Si crees que te has inventado una mecánica inteligente, Greg Stafford ya la hizo."

    http://johnwickpresents.com/games/the-grey-crane/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué tiene que ver Star Wars y Greg Stafford? Que el predecesor del Star Wars d6 de WEG fue el juego de Cazafantasmas, del que Stafford fue coautor. Jonathan Tweet comentaba hace poco que toda la obsesión por casas y clanes de los juegos de los 90 le debían mucho a Glorantha.

      No sé realmente si fue tan influyente en todo, pero estamos hablando de la opinión de diseñadores de rol actuales con muchos juegos publicados y hombre, su opinión debe contar para algo :).

      Eliminar
  4. Incluso cuando no he estado jugando en Glorantha o en la Britania artúrica de Pendragón, la forma en que se hacen las cosas con la ambientación del primero y las mecánicas del segundo suelen estar muy presente en mi forma de jugar y dirigir. Los juegos de rol habrían sido importantes para mí en cualquier caso, pero el modo en que los contemplo ahora le debe mucho a Greg Stafford. Todo un gigante sobre cuyos hombros podrán alzarse nuevos autores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido completamente. A Glorantha, aunque parezca mentira, llegue mucho más tarde que a RuneQuest; cosas de que aquí nos criáramos con la tercera edición. Pero aunque no jugué en Glorantha hasta muchos años después, leí todo lo que pude sobre ese fascinante mundo. Y no solo en los libros publicados, sino también en las listas de correo y las páginas web que había sobre el tema... allá por 1995.

      Eliminar
  5. Me uno a los aplausos.

    Sobre otro genio una vez escuché, para hacer cosas diferentes a los demás necesitas ser diferente, necesitas un bagaje diferente.

    Greg era diferente y tiene pinta que no tenía una visión tan mercantilista o capitalistas no ya de su propiedad intelectual o sociedad, sino de los jugadores y en especial de los héroes, los personajes que jugarían en sus mundos... inicialmente sus mundos, pero en cuanto se publicaron sus juegos pasaron a ser los mundos de todos.

    Decía F. Mercury, estudiante de Bellas Artes y Diseño que una obra perdía su potencial si el autor daba explicaciones de ella; que cada oyente, en nuestro caso jugador, le daría su propio significado, lo que para él suponía según su experiencia y su momento vital. Dar la explicación de lo que para el autor significaba dificultaba y limitaba el poder de la canción y lo que podía significar al oyente, le enfadaba bastante que le preguntaran por el significado de sus canciones.

    Greg simplemente dice (en presente) "tu Glorantha será diferente"... y me lo imagino sonriendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda tenía que ser un personaje peculiar. Su visión de la vida nunca fue mercantilista, es más, en muchas ocasiones tomó decisiones empresariales que no fueron las mejores... pero yo lo agradezco, porque empresarios hay muchos, pero mitólogos y chamanes, no tantos ;).

      Como ya he dicho, creo que siempre nos animó a crear nuestra propia mitología, de ahí que "Tu Glorantha Será Diferente" se convirtiera en un lema de su mundo. Y no necesito creerlo, lo de que cada uno debería crear su propia mitología lo dice expresamente en el epílogo de uno de los libros de Pendragón ;). Creo recordar que era en el de Caballeros Aventureros. Y en Magia Céltica habla de cómo las maravillosas historias de Homero hicieron que todos pensaran que esas eran las únicas posibles historias sobre los dioses, cuando en realidad los mitos tienen infinitas variantes.

      Eliminar
  6. Grades palabras Carlos.

    A mi hay una cosa que me fascina de su obra, en especial de Pendragón, del que ya sabes que soy un enamorado. En todos años años de su publicación, las reglas han cambiado lo mínimo. Pocos juegos pueden decirlo. La llamada de <Cthulhu (otro juego de Chaosium) entre ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es sin duda una de las grandes virtudes de Chaosium como editorial. y es algo que las editoriales deberían interiorizar para hacer del mundo de los juegos de rol algo más abierto, más compatible, menos industrial, menos comercial y a todas luces mejor.

      Eliminar
    2. Funs, tienes razón. En el caso de Pendragón es absolutamente espectacular que estemos ya en la quinta edición y los cambios sean tan mínimos con respecto a la edición original. ¡Que el juego es de 1985! Y no está para nada muerto.

      Max, y lo más sorprendente de todo es que RuneQuest, en sus buenos momentos, llegó a ser el segundo juego de rol más vendido por detrás solo de D&D. O eso dice al menos la leyenda. Creo que no solo el juego era innovador, sino que el mundo de juego que nos ofrecía era tan distinto a todo que atrajo a una legión de seguidores.

      Eliminar