-->

12 mayo 2019

Documental "Secrets of Blackmoor"

A finales del año pasado finalizó una campaña de mecenazgo a través de la plataforma Kickstarter llamada Secrets of Blackmoor: The True History of Dungeons and Dragons. El objetivo de la campaña era lograr la financiación necesaria para rodar un documental de dos horas en el que se hablara de cómo surgió el concepto de los juegos de rol.

Lo curioso del documental es que no comienza con la creación del primer juego de rol de la historia, Dungeons & Dragons, publicado en 1974 por Gary Gygax y Dave Arneson, sino que comienza diez años antes, con la fundación de un club de amantes de la historia militar y los wargames. En este club, al que pertenecía Dave Arneson, surgió el concepto de los juegos de rol y la premisa del documental es que la publicación de D&D fue en realidad la culminación de años y años de refinar el concepto inicial.

He podido ver el documental esta semana y la verdad es que ha quedado muy bien. Consta sobre todo de entrevistas a todos los que formaron (y forman) parte de ese club, que nos van contando cómo los juegos de rol fueron surgiendo como una evolución de sus partidas de wargames. Sí, esos con figuritas de plomo de soldados napoleónicos luchando los unos contra los otros por medio de tiradas de dados y el uso de tablas con probabilidades de impacto y número de bajas.

El año pasado os hablé de un libro que me había leído, llamado Playing at the World, que también estaba dedicado a estudiar los orígenes de los juegos de rol, y que también llegaba más o menos hasta la publicación de D&D en 1974, con un poquito de estudio sobre los primeros años de este juego. Playing at the World es muuuucho más extenso y muuuucho más denso, pero ambos tratan básicamente sobre lo mismo: el surgimiento de la idea de los juegos de rol dentro del fértil campo de los clubs de wargamers de los años 60-70 en Estados Unidos.

Claro, tratándose sobre todo de los testimonios de los jugadores de las campañas roleras de Arneson, el documental se esfuerza en dejar claro que el concepto de los juegos de rol se lo inventó sobre todo Arneson; la figura de Gygax se trata muy de refilón, aunque es la que ha quedado grabada en la mente del gran público como la del Padre de los Juegos de Rol.

Supongo que a esto habrá contribuido el hecho de que Arneson era un tipo bastante tranquilo y discreto, y que Gagyx era... todo lo contrario. Gygax escribía sin parar, miles de artículos, varios juegos, aventuras, y desde la revista Dragon hablaba sobre el juego y lo que él pensaba que debía tener o dejar de tener (en términos bastante vehementes). La empresa que publicó D&D se llamaba TSR y los fundadores fueron Gygax y dos socios... entre los que no se encontraba Arneson. Y cuando en 1977 Gygax publicó el primer tomo de los tres que formarían Advanced Dungeons & Dragons, trató de quitar a Arneson de enmedio diciendo que era un juego totalmente distinto al Dungeons & Dragons original de 1974, lo cual llevó a un juicio sobre derechos de autor en el que, finalmente, Gygax y Arneson llegaron a un acuerdo monetario. Gygax siguió publicando D&D y sus derivados y Arneson se perdió en las nieblas del tiempo. Gygax murió en 2008 y Arneson en 2009. Por lo tanto, aunque años después D&D esté volando ya más allá del alcance de sus fundadores, la polémica sobre quién fue el verdadero inventor del concepto de los juegos de rol ha coleado en estos 45 años.

Este documental es un lanza a favor de darle la autoría del concepto a Arneson. Cuenta cómo se fundó el grupo de juego de las Twin Cities en 1963 y cómo Arneson era el principal director de juego en 1967. Me ha gustado mucho ver testimonios de, entre otros, el padre de Arneson, un señor ya octagenario que cuenta cómo su hijo y sus amigos se pasaban las tardes jugando en el sótano de su casa y que él no se enteraba de nada de lo que jugaban :D. Me ha recordado a mi padre, que me llamaba "brujito" de joven ;). Y luego están todos los compañeros de Arneson, incluyendo a David Megarry (el creador del juego de tablero Dungeon! que TSR publicó en 1975) o los primeros jugadores que se hicieron un enano o un paladín en la campaña de rol de Blackmoor en la que jugaba Arneson. O la primera jugadora :).

Lo más curioso del caso es que yo veo este documental y me leo Playing at the World... y me sigue pareciendo que el padre del concepto en realidad es David Wesely. Wesely participa en el documental y es uno de los que más tiempo habla. Y él fue uno de los fundadores del Twin Cities Gaming Group, el que descubrió el juego Strategos y el que dirigió los juegos de Braunstein. Es más, creo haber leído en algún sitio que incluso Arneson dijo que el concepto de los juegos de rol era más obra de Wesely que suya. Pero el caso es que durante todo el documental, tanto Wesely como el resto de jugadores no se cansan de insistir en que realmente era Arneson el que lideraba el club y el que exploraba el concepto.

Hay una frase que me ha gustado mucho en el documental, porque es también la idea principal que se puede sacar de Playing at the World: el concepto de que "anything can be attempted", es decir "se puede intentar cualquier cosa". Los jugadores se podían inventar cualquier solución para los problemas que se encontraban en una partida, y era labor del árbitro el decidir si lo que intentaban tenía sentido y lo lograban o no (o bueno, si tenían más o menos posibilidades de éxito). Esta idea parece que el grupo de Arneson la sacó del texto del juego Strategos: The American Game of War, escrito en 1870 y redescubierto por Wesely en una biblioteca de su ciudad.

Tened en cuenta que este grupo se ocupaba sobre todo de jugar a juegos napoleónicos. En 1967 Wesely se inventó un pueblo llamado Braunstein que estaba en la frontera entre Francia y Prusia durante las guerras napoleónicas y en el que le dio a cada jugador un personaje con unos objetivos determinados: algunos eran estudiantes, otro era el alcalde, otros eran espías prusianos, etc. Y los objetivos eran a lo mejor sacar a un compañero de la cárcel, robar unos planos, etc. Como eran wargameros, tenían una maqueta chulísima, figuras napoleónicas, etc. Esto, para mí, era realmente un juego de rol de tomo y lomo. Tanto es así que cuando los jugadores del Twin Cities Gaming Group jugaban algo así (como la versión que hicieron del oeste, en el pueblo de Brown Stone) lo llamaban "jugar un Braunstein".

Y claro, ellos veían eso a lo que jugaban como una evolución. Habían jugado a wargames napoleónicos, habían jugado en una campaña dirigida por Arneson en el que cada uno llevaba a un líder de un país durante las guerras napoleónicas, y terminaron interpretando a gente que vivía en un pueblo napoleónico. Y una vez el concepto de jugar con personajes individuales se les hizo familiar, pues lo terminaron aplicando a otros tipos de Braunsteins, como el del oeste del pueblo de Brown Stone :D.

Y el caso es que uno de los Braunsteins más famosos fue el que se montó Arneson en el castillo de Blackmoor... y sus mazmorras. El concepto era el mismo, pero al ser un mundo medieval, Arneson utilizó el sistema Chainmail. Chainmail eran unas reglas creadas por Gygax y Perren en 1971 para jugar batallas de escaramuzas en el que cada figura representaba a un único combatiente. Y encima tenía unos apéndices para incluir magos y monstruos fantásticos.

Prácticamente todas las personas que hablan en el documental fueron jugadores en la campaña de Blackmoor dirigida por Arneson. Y le ponen como el más interesado en explorar el concepto, así que supongo que aunque a día de hoy sigamos teniendo a Wesely como leyenda viva del rol... bueno, parece que en el documental apuestan por Arneson como su principal impulsor. Curioso. El documental está en inglés y sin subtítulos, así que me he enterado más o menos bien, pero hay cosas que se me escapan (como por ejemplo, cuando habla Robert Kuntz, que casi no lo entiendo...).

En cualquier caso, me ha gustado mucho el documental. Creo que casi todo lo había leído ya en Playing at the World, pero sin duda alguna es mucho más "asequible" como documental de 2 horas que como libro de 700 páginas ;). Quizá este documental es un buen prólogo al libro, mucho mas amigable.

Así pues, muy interesante documental, muy recomendable. Prometen hacer un segundo volumen dedicado a la relación entre Gygax y Arneson y el modo en el que colaboraron para crear D&D, algo que también va a ser bastante interesante. Y lo mismo hasta tiene más... salseo xD.

En fin, que si podéis, vedlo. Dos horitas muy interesantes :).

Saludetes,
Carlos

31 comentarios:

  1. Parece muy interesante, a ver si hago por verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante, ya me contarás si lo ves :)

      Eliminar
    2. Esa es la cuestión ¿Cómo podemos verlo los no mecenas? Nos chocamos con el problema básico de las producciones independientes, la falta de canales de distribución de sus obras.

      Eliminar
    3. Creo que va a estar posteriormente disponible en Vimeo, no sé a qué precio.

      Eliminar
  2. El exceso de reglas hace que te olvides de esto: "anything can be attempted", es decir "se puede intentar cualquier cosa".

    Se nos olvida hasta en los juegos PbtA donde te recalcan que el jugador diga que hace su personaje y sea el master el que elige qué Movimiento está haciendo, si es que está haciendo alguno.

    Pues seguramente es la diferencia más significativa entre un juego de mesa y un juego de rol. En un juego de mesa en tu turno tienes que aplicar una regla, buscando la que más te divierta o te beneficie. En un juego de rol deberías "poder intentar cualquier cosa".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto, muy correcto. Se puede intentar cualquier cosa es prácticamente el alfa y el omega del rol. Y sin duda, algo que los distingue de los juegos de mesa.

      Eliminar
  3. Me encanta la historia de D&D. Cómo fanático acérrimo de la edición original y la segunda, cualquier cosa que leo de esa época me llama la atención. Particularmente, creo que el concepto fue forjado por varias personas y no en si el equipo de Arneson. Ellos seguramente plantaron una semilla, pero estoy seguro que muchas más personas estuvieron involucradas para que se transformara en lo que es. Además, quién descarta la posibilidad de otros grupo contemporáneos o anteriores que se hayan manejado de esa forma y nunca lo hayan hecho público?
    Excelente artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, sobre que otros grupos estaban pensando cosas similares se habla precisamente en Playing at the World. Probablemente nadie estaba tan adelantado como la gente del grupo de Arneson, pero había cosas parecidas, como las personas que jugaban por correo (postal) a Diplomacia e interpretaban a los dirigentes de los países; o la gente que escribía relatos en los que ellos mismos vivían en un futuro de ciencia-ficción (Coventry, creo recordar).

      Pero sí creo que Arneson y su grupo eran los que estaban más cerca de jugar al rol antes de que este existiera.

      Eliminar
  4. "Esto, para mí, era realmente un juego de rol de tomo y lomo."

    Mi opinión, cruda y sin argumentos es que:

    Braunstein = Rol
    todo lo que vino a continuación = camama

    Porque sin duda alguna pretender simular el funcionamiento del mundo físico mediante números al azar y operaciones aritméticas elementales es pura camama.

    Para más información te enlazo a una entrada en mi blog que... mecachis, todavía no la he subido.

    Estoy demasiado enganchado a una camama de esas y no me deja tiempo libre para otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Braunstein también usaba números al azar y otras historias aritméticas ;).

      Eliminar
    2. Sí ¿como por ejemplo...?

      Eliminar
    3. Como por ejemplo, con el sistema de duelos entre personajes.

      Eliminar
    4. Buenas:

      Estoy en desacuerdo con lo que dices aquí:
      "Porque sin duda alguna pretender simular el funcionamiento del mundo físico mediante números al azar y operaciones aritméticas elementales es pura camama".

      Entiendo que lo has escrito deprisa y estaría bien ver un desarrollo más argumentado.

      En mi opinión, no se trata de simular el funcionamiento del mundo físico, sino de determinar si unas acciones planteadas por el jugador o el director tienen éxito. Es un método de resolver esas cuestiones, al igual que otro método puede ser el que el director decida si lo que dice el jugador se consigue o no. Cada método que se te ocurra para determinar el resultado de una acción tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

      Leyendo Playing at the World (todavía no lo he terminado), lo que creo es que las tiradas vienen derivadas de los wargames, en los que ahí sí se trata de simular un poco más lo que pasa con las armas, cosa tampoco descabellada porque las trayectorias de los proyectiles se pueden calcular con más o menos exactitud con las ecuaciones correspondientes.

      En mi opinión, hay situaciones que se resuelven mal con dados y otras bien. Por otra parte, dices "números al azar" donde yo veo "cálculo de probabilidades", hay cierto matiz ahí...

      Un saludo.

      Eliminar
    5. ¡Saludos, Maestro de Esgrima! Voy a leerte poco a poco y luego te respondo, si te parece. Pero de momento, sigo al habla con Carlos.

      Eliminar
    6. El sistema de duelos: aquí es donde quería yo llegar. Carlos, ya sabrás que -según pone en las hojas de información para el jugador de Braunstein- un objetivo de Estudiante A es: "obligar al estudiante B a que se bata contra ti en un duelo como es debido (y DERROTARLE)".

      Lo que me tiene intrigado es el apartado entre paréntesis. ¿Es posible que Adolf se bata contra Bruno y NO consiga derrotarle? Por lo visto, la respuesta es que sí. ¿Como se resuelve dicha situación, exactamente?

      Aquí podría usarse un sistema de combate. O los jugadores podrían jugárselo a los chinos. ¡O podría decidirlo el árbitro al pito pito gorgorito! ¡Podría dar una espada de goma espuma a cada jugador y que se batan en vivo! ¡Podría entrar Harvey Dent y echar al aire una moneda! ¡Podría! ¡¡Podría!! ¡¡¡Podría!!!

      Las posibilidades son incomputables. Pero ¿alguna vez, en alguna partida de Braunstein, ha llegado a darse el caso de que Adolf se bata contra Bruno? En caso afirmativo ¿cómo lo ha resuelto el señor Wesley?

      ¿Lo sabes tú, Carlos?

      Eliminar
    7. Perdón otra vez. Si alguno ahí fuera se está preguntando: ¿pero de qué narices está hablando este fulano? os convido, esta vez sí, a echar un vistazo a mi blog: http://ludofobia.blogspot.com/2019/05/la-raiz-de-los-juegos-de-rol-braunstein.html, donde se aclara todo. ¡O eso espero!

      Eliminar
    8. @l maestro de esgrima: "Entiendo que lo has escrito deprisa". Totalmente de acuerdo, escribí la réplica de un tirón y puse cosas de las que me ahora arrepiento. Por otra parte tu réplica es buena y también me sabría mal dejarla sin respuesta.

      Lo que decías de "las trayectorias de los proyectiles" me recuerda el clásico ARTILL.BAS, un jueguecito para MS-DOS de cuando yo hacía clase de informática con una cinta de cassete o un disquete de 5 ¼. ¡Que tiempos aquellos!

      Efectivamente, conociendo la velocidad inicial y el ángulo de tiro de una bala de cañón se puede anticipar su trayectoria aplicando la Ley de Galileo. Es un problema de lo más sencillo... que sin embargo requiere una función de segundo grado y hacer uso de la trigonometría.

      ¿Como resolvería D&D esta misma situación? "Para dar en el blanco: tira un dado de [tantas] caras, súmale (o réstale) [tal modificador] y saca por encima (o debajo) de [el número que sea]."

      Aquí lo descabellado es cuando un aficionado empieza a quejarse de que -por poner un ejemplo típico- los puntos de golpe no són realistas. ¡Por supuesto que no lo son! Dime tú algo en el sistema de reglas que sea realista.

      Eliminar
    9. Sobre las reglas de Braunstein para duelos, la entrada de la wikipedia sobre Braunstein nos indica que Wesely se inventó las reglas sobre la marcha, improvisando, en base a lo que conocía sobre los duelistas. Lo mismo, efectivamente, tiraron dados o una moneda al aire ;). Pero teniendo en cuenta que eran jugadores veteranos de wargames, entiendo que usaron alguna regla parecida a la que hubieran usado antes en alguno de sus otros juegos.

      Con respecto a si es realista o no lo de usar reglas para simular la realidad... pues no, claro. Pero se hacen aproximaciones. Eso son los juegos de simulación, al fin y al cabo.

      Eliminar
    10. Tal vez haya sobreestimado el valor de "Braunstein". Ya me ocurrió en el pasado -con D&D por ejemplo- y no me extrañaría nada verme tropezando de nuevo con parecida piedra. Tal vez B consista en una maldita pelea tras otra, salpicadas por el repiqueteo de los dados.

      De momento voy a suponer que no es así y que B es tal y como pienso yo que es -de lo contrario no tendría sentido continuar con esta discusión-.

      ¿Y como me pienso yo que es "Braunstein"? Pues bastante diferente de la típica partida de D&D. La grandeza de B radica en que carece de mecanismos de resolución predefinidos.

      (1) La hoja de personaje define al PJ por su ROL social, no por una rista de números.

      ROL (social) = POSICIÓN (social) x OBJETIVOS (individuales)

      Braunstein = juego de rol
      D&D = juego de estadísticas

      (2) El conflicto se produce entre pares (jugador vs jugador), no entre PJs y PNJs controlados por el Director.

      (3) El conflicto se resuelve interpretando las situaciones, no de manera mecánica.

      Braunstein = juego de rol
      D&D = juego de dados

      Me queda en el tintero virtual: explicar por qué considero que los procedimientos de resolución mecánicos son "malos" -dicho sea en el sentido de inapropiados-.

      Eliminar
  5. Muchas gracias por compartirnos estas informaciones.

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante. Además me ha gustado conocer un nombre más de aquellos pioneros, el de David Wesely. Sí que he leído muchos artículos que destacan el papel de Arneson (muchas veces frente al de Gygax), pero el nombre de Wesely casi ni se menciona y, por lo que cuentas, su aportación merece reconocimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimo reconocimiento, en mi opinión. Y encima es un señor que aún está vivo y nos puede contar cosas de esos tiempos. Y, de hecho, creo que es de los que más habla en este documental :)

      Eliminar
  7. Y por cierto que sigue haciendo los Braunsteins en las GaryCon como un fiera! (anécdota: jugué al Hombre Lobo con este señor y nos tocó a los dos ser los lobos). Tengo el documental pendiente, a ver si me lo veo esta noche, me has animado. Gracias por el artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, sigue jugando sus partidas cincuenta años después. Es nuestro héroe :D

      Eliminar
  8. "Esto, para mí, era realmente un juego de rol de tomo y lomo."

    Versión 2.0, con mis disculpas al Maestro de Esgrima. Lo que debería haber puesto es lo siguiente:

    Braunstein = Rol
    todo lo que vino a continuación = camama

    Porque sacar números al azar y practicar operaciones aritméticas elementales tiene tanto que ver con el roleo como el taekwondo con el teatro improvisado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión, Braunstein = rol. Y el resto de juegos que vinieron después, rol también. Siempre que interpretes a un personaje, que un jugador tenga poder de decisión para hacer lo que quiera dentro de los límites de la ambientación y que haya un sistema para determinar si tiene éxito o no en lo que intenta, para mí es un juego de rol.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Esta definición que has puesto no es ninguna bobada. Y aún así me rechina. A mi entender resulta demasiado amplia.

      Space Invaders ¿¡= rol!?

      El clásico matamarcianos 'Space Invaders' cumple con los tres requisitos. Interpreto a un personaje (el comandante de una nave espacial), tengo poder de decisión para hacer lo que quiera (ir a un lado, ir pal otro, quedarme parao, disparar, no disparar... y estos son los límites de la ambientación). Y hay un sistema (de detección de colisiones) que determina si tengo éxito o no.

      Eliminar
    4. No, los límites de la ambientación en Space Invaders son que hay un mundo de ciencia ficción en el que los invasores atacan una región que tú estás defendiendo con tu nave espacial. En un juego de rol, tendrías la libertad de manejar tu nave, de enviar misiones de exploración, de infiltrarte en los mundos enemigos, de inventar trampas como naves señuelo llenas de explosivos, etc. En el Space Invaders no estás interpretando a nadie, ni tienes libertad para ir donde quieras, es un juego de habilidad.

      Eliminar
    5. ¡Turulato! ¡Estupefacto! ¡Mudo! Así me ha dejado la réplica de Carlos.

      Pero ante todo, felicito a anonimous 07 de junio, 2019. Por decir que el jugador de Space Invaders maneja una "nave espacial", te has ganado una estupenda colleja. Es obvio que el artefacto en cuestión funciona como un arma antiaérea montada sobre un vehículo terrestre. ¡PLAF!

      A continuación, diré que Space Invaders no me parece el típico Space Opera donde el prota va por toda la Galaxia saltando de planeta en planeta como Pedro por su casa. Sino que está ambientado en un escenario apocalíptico, al estilo de obras maestras del Séptimo Arte como son "¡Marte ataca!", "Campo de batalla: la Tierra" o la imprescindible "Pixels".

      [Por no enrollarme más de la cuenta, he cortado el resto de la respuesta y la he colgado en mi blog.]

      Eliminar