-->

01 agosto 2019

Tres arquetipos básicos en Axis Mundi

En pleno proceso de revisión de Axis Mundi, estoy justo con las clases básicas de personaje y el sistema avanzado para crear las tuyas propias. En el Dungeons & Dragons original las clases de personaje iniciales eran Guerrero (Fighting Man), Clérigo (Cleric), Mago (Magic User) y las clases de Elfo, Enano y Hobbit (renombrado a Halfling después de que los herederos de Tolkien desenvainaran sus armas). Sí, efectivamente, el Ladrón no apareció como clase básica hasta un par de suplementos después del básico.

En Axis Mundi existen tres clases básicas iniciales: el Guerrero, el Mago y el... bien, llamémoslo, por el momento, Especialista. En nuestra opinión, estos clases son realmente las arquetípicas de la fantasía: el tío mazas (Guerrero), el tío sabio (Mago) y el tío ágil, despierto y un poco embaucador (Especialista). Y no hay que olvidar que los retroclones son sistemas de juegos basados en clases y, por tanto, en arquetipos.

Para nosotros el Clérigo, por ejemplo, no es un arquetipo de la fantasía, sino una clase muy típica de la "fantasía D&D": una especie de mago-guerrero pero con poderes de curación y una religión demasiado medieval. Si es un templario, tiene demasiada magia; si es un sacerdote, ¿por qué puede usar mazas y lleva armadura? ¿Alguien puede encontrar tres ejemplos de Clérigos en la literatura de "fantasía no-D&D"?

En cualquier caso, es posible crear un Clérigo con las reglas de creación de clases de personaje de la sección correspondiente del libro básico y, de hecho, se incluye como un ejemplo de clase avanzada de personaje, junto al paladín, el sacerdote (que es distinto al clérigo), el montaraz, el capellán elfo, el saqueador mediano o el mercenario semiogro.

La idea es que las tres clases de personaje sean aquellas que pueden (y deben) existir en cualquier ambientación de fantasía, ya sea una versión de la Grecia Mítica, una ambientación medieval fantástica o sombrías aventuras de espada y brujería.

Del mismo modo, no todas las ambientaciones deben tener elfos, enanos y medianos, por lo que la posibilidad de crear clases no humanas estará contemplado en las reglas de creación avanzada de clases. La idea es que será posible crear, por ejemplo, un luchador enano o un defensor enano, dos variantes del guerrero con diferencias entre ellas y con capacidades comunes específicas de la raza enanil.

Finalmente, he de decir que, de las tres clases, lo único que estamos aún planteándonos es la denominación del Especialista. Los que conozcáis un poco el mundillo retroclónico reconoceréis que esta es la denominación de la clase de Ladrón que usa Lamentations of the Flame Princess. Pero la razón de que no nos guste este nombre no es tanto que "copiemos" dicho nombre, sino que... no nos parece lo suficientemente específico. Conan el Guerrero y Merlín el Mago suenan bien. Cugel el Especialista, no. Pero en esta caso me enfrento a un pequeño cisma en el equipo de desarrollo; a mí como editor me gustaría usar Aventurero como nombre de la clase, pero José Carlos (el autor) me ha dicho que aventureros son todos, cosa que no le discuto ;), pero no puedo evitar sentir que es un buen nombre. José Carlos cree que es preferible usar el nombre de Bribón (y veta por completo usar "Pícaro"), y ha amenazado con escribir su propia entrada defendiendo su postura :D.

Yo creo que Aventurero es un buen nombre porque un Guerrero puede ser un caballero que defiende sus tierras o un miembro de una unidad militar de conquistadores, es decir, alguien que puede esperar a que los problemas llamen a su puerta. Mientras que un Mago siempre será una persona especial conectada con poderes sobrenaturales, que puede estar dedicado a sus estudios o a su congregación (por ejemplo, si es un chamán que protege a su tribu). Pero el tercer arquetipo es precisamente aquel que debe dedicarse a buscar la Aventura: un taimado ladrón que da golpe tras golpe, un osado explorador de tierras salvajes o un arqueólogo audaz que saquea ruinas perdidas. Por eso creo que lo que define a esta clase de personaje no es tanto que sean unos bribones (que lo son) como que son unos aventureros. Pero bueno, estoy dispuesto a ser convencido de lo contrario ;), ya veremos qué decidimos al final.

¿Vosotros qué opináis sobre el nombre? ¿Y sobre el resto de decisiones de diseño? ¡Esperamos vuestros comentarios!

Saludetes,
Carlos

58 comentarios:

  1. "Aventurero" me gusta mucho. Ánimo con este nuevo proyecto tan interesante.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo lamento por José Carlos, pero a mi lo mejor me parece "Pícaro". A fin de cuentas es el arquetipo de personaje del genero de novelas de Picaresca. (Pero estaré encantando de leer, por que lo veta)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, en este caso tenemos el problema de que al Autor tenemos que darle un mínimo de cariño, o nos muerde. Pícaro tiene pocas papeletas de ser el nombre final.

      Creo que el arquetipo de Ladrón de D&D es el Ratonero Gris, creado por Fritz Leiber. Y no es realmente un pícaro, sino un ex-aprendiz de brujo y aventurero... Cugel, creado por Jack Vance, sí me da más el rol de Pícaro... y en cualquier caso, lo que me parecen ambos es... ¡aventureros! :P

      Eliminar
    2. Bardo es el nombre que me gusta más de todos.

      Eliminar
    3. Amilcore, ¿pero "Bardo" no lo asocias con músico? Y la clase no tiene nada de música, la verdad

      Eliminar
    4. "A fin de cuentas es el arquetipo de personaje del género de novelas de Picaresca."

      Se da la circunstancia de que dicho género fué fundado por Antonio Anónimo (lejano antepasado mío sin duda) con el "Lazarillo de Tormes". La ironía del "Lazarillo" es que el pobre Pícaro es el menos deshonesto de todos los personajes. El Ciego lo muele a palos y a hostias, el Clérigo lo mata de hambre literalmente, y lo del Escudero es para flipar. Pero la Palma de Oro y el Oscar se los lleva el Buldero.

      Eliminar
  3. Yo voto por bribón , tiene carácter y es verdad que aventureros son todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala opción. ¿Y no podríamos decir que todos son héroes? Ummm... bueno, o al menos antihéroes ;).

      En mi opinión, lo que son todos es personajes, de ahí que esté dispuesto a usar el nombre de Aventurero para la clase.

      ¡Pero que conste que estoy tomando nota de todas las sugerencias! :D

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Buenas. A mí me gusta Pícaro, que es lo que mejor pega con Guerrero y Mago, y se entiende perfectamente. Y sino me vale "Bribón", que es lo mismo, aunque es una palabra que parece que alude a algo inferior a Pícaro. Coíncido en que aventureros son todos. Tirando de Tolkien, el nombre "Saqueador" me gusta más que "Bribón". Aunque insisto en que lo más claro y sencillo sería el clásico "Pícaro".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sugerencia anotada. En este punto ya he discutido con más colaboradores de la editorial y les he hecho una pregunta: ¿si tuviéramos a Indiana Jones (o un Indiana Jones de fantasía, cómo llamaríamos a su clase? ¿Especialista? ¿Bribón? ¿Pícaro? ¿O... ¡Aventurero!? ;)

      Eliminar
    2. Aunque estoy con José Carlos a favor de vetar "Pícaro", no puedo más que admitir que la palabra pega bien al lado de "Guerrero" y de "Mago".

      En cuanto al profesor Jones: a la hora de jugar a Nethack, yo solía escoger la clase de Arqueólogo. Y a buen entendedor... ;)

      Eliminar
  5. Granuja, trotamundos, truhan, pillo, artista (en sentido amplio), explorador (con sentido más amplio que la clase de D&D del mismo nombre), experto... Creo que hay muchas opciones, no hay que limitarse a los nombres ya usados.

    En cualquier caso, creo que el problema para definir esa clase es que no queda muy claro qué es o qué hace ese personaje. Al menos yo no lo veo claro.

    El guerrero es un tío versado en armas. ¿Pero tiene que ser necesariamente un bruto tonto? ¿Un ágil espadachín sería guerrero o sería de esa tercera clase? ¿Un mago borracho e indisciplinado pero con una aptitud innata para la magia sería mago o de la tercera clase? Lo de "el tío ágil, despierto y un poco embaucador", es muy amplio y muy ambiguo a la vez. Es mi opinión y lo digo como crítica constructiva, intentando aportar algo que te pueda ser util.

    Respecto a Indiana Jones, no sé dónde lo clasificaría, porque es un sabio (ya sabéis, "70% de la arqueología se hace en la biblioteca") y no se defiende mal con las armas.

    No sé. El guerrero es experto en armas, el mago en magia y el "tercero" en "algo".

    Si se me ocurre algo más lo comento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La definición del Especialista, actualmente, es la siguiente: "Los especialistas saben cómo llevar a cabo toda clase de tareas sigilosas o necesarias
      para sobrevivir en las mazmorras y recorrer las tierras salvajes. Aunque no son tan buenos
      combatientes como el guerrero, saben defenderse siempre que no se vean acorralados."

      Digamos que es el personaje que va a resolver problemas usando más la maña que la fuerza. Tienes una serie de habilidades especiales y mejora en ellas a medida que va subiendo de nivel.

      Eliminar
    2. Superviviente, mañoso, explorador...

      Con esa definición no me encaja ni bribón ni picaro.

      Eliminar
    3. Respondiendo más en detalle. Creo que en esa definición se mezclan cosas diferentes. Por un lado la parte de mazmorra, con espacios relativamente reducidos y donde el paso del tiempo se mide en minutos u horas y donde habilidades como sigilo y detección de trampas pueden ser importantes. Por otro el concepto de tierras salvajes, con espacios amplios y donde el paso del tiempo se mide en días o semanas y donde habilidades como orientación, seguimiento de rastros o búsqueda de comida y bebida sean fundamentales.

      Para esa definición el concepto que más me encaja sería explorador o superviviente. El término bribón o pícaro me parece más apropiado para entornos urbanos o sociales, y, marginalmente, para mazmorras.

      Por otra parte, no veo el concepto de embaucador que mencionabas anteriormente, ni en la definición ni en las funciones de alguien que saquea mazmorras o que explora tierras salvajes (lo que no quiere decir que esporádicamente pudiera ser adecuado). De nuevo, el concepto de embaucador es algo que asocio a entornos sociales o urbanos.

      Si quieres podemos comentar por correo en más detalle, para no rallar a la gente y porque por este medio es más difícil intercambiar impresiones.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Realmente lo que distingue a esta clase en concreto es que tiene puntos de pericias que va mejorando nivel a nivel (empieza con unos cuantos a repartir). Una de las pericias que puede subir, incluso a nivel 1, es la Supervivencia, que le permite sobrevivir en las tierras salvajes, pero también puede mejorar Sigilo, Alerta o Trato Animal, así que existe la posibilidad de convertirlo en un experto en entornos salvajes. Si, por el contrario, mejoras Sigilo, Apuñalar y Escalada, lo puedes convertir en un buen asesino. La idea es que sea un personaje especialista en algo, de ahí que no sea absurdo lo que ponerle "Especialista". Y la razón también de que a mí me guste "Aventurero" pero no me convenza tanto lo de "Bribón" ;). En fin, seguimos dándole vueltas.

      Eliminar
  6. La decisión será de la editorial, pero lo de aventurero no me convence, la verdad. Muy ambiguo. Pícaro es mucho mejor y se entiende a la primera.

    ResponderEliminar
  7. Voto por "Buscavidas" y es autoexplicativa xD

    ResponderEliminar
  8. "En nuestra opinión, estos clases son realmente las arquetípicas de la fantasía: el tío mazas (Guerrero), el tío sabio (Mago) y el tío ágil, despierto y un poco embaucador (Especialista)."

    Sin ánimo de ofender, creo que vais desencaminados. Vuestra intención es loable, pero opino que intentáis enchufar un motor trifásico en una toma de corriente de dos agujeros.

    En D&D existen seis o siete Dracoclases. "Para nosotros el Clérigo, por ejemplo, no es un arquetipo de la fantasía": para mi ninguna lo es. ¿Te parece que les demos un repaso?

    CAJÓN DESASTRE

    Dracoguerrero dracoaventurero: esta Dracoclase no constituye un único *arquetipo*, sino un paquete que engloba un sinfin de *arquetipos* marciales, tan distintos como el *fortachón* (Hércules, Sansón), el *protegido* (Aquiles, Sigfrido), el ¡ejem! *caudillo* (Alejandro el Grande, Julio César) o el *maestro de esgrima* (El Zorro, D'Artagnan). Y muchos, muchos más. Demasiados pa mi gusto. (Sigue este link para una lista no-exaustiva de candidatos.)

    MUNDO BIZARRO

    Dracoclérigo dracoaventurero: "¿Alguien puede encontrar tres ejemplos de Clérigos en la literatura de fantasía no-D&D?"

    Por treinta piezas de plata cada uno, un dos tres, responda otra vez: Moisés "bastones a serpientes" - Josué - Elías - Jesusito Superstar - Pablo de Tarso - Mohamed - Francisco de Asís. ¡Bocinaaazo y fuera! ¡BOING!

    ESCUCHEMOS LA VOZ DE LOS SUPER-TACAÑONES: "¿por qué puede usar mazas y lleva armadura?" Ahora me has pillao, bacalao. Y no te dejes en el tintero el poder de expulsar a los muertos viventes ¿WTF?

    "Para nosotros el Clérigo, por ejemplo, no es un arquetipo de la fantasía." Aquí es donde te doy la razón, mi corazón. Y sin embargo, ¿no es cierto que su lista de conjuros está inspirada por los milagros del Santoral y de las Sagradas Escrituras?

    El Dracoclérigo dracoaventurero podría haberse diseñado para que representara el *enviado*, un agente del más allá que tiene línea directa con la Virgen, la Fuerza o el Arquitecto. Y también podría haberse roto el peroné ¡pero no!

    Dracomago dracoaventurero: ¡más Bizarro todavía! Esta Dracoclase apenas tiene nada ver con ningún *mago* arquetípico. Ahora me toca preguntar a mi. ¿Alguien puede dar tres ejemplos de magos que precedan a "El Señor de los Anillos"? ¿y hay alguno de los tres que sea el héroe de la historia?

    UN DOS TRES,
    UN DOS TRES,
    DENTRO DE UN MOMENTO
    VOLVEMOS OTRA VEZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merlín, Morgana, Próspero, Thoth Amon, Thulsa Doom, las brujas de El mago de Oz (los libros)...

      Próspero es el protagonista de su historia.

      Por otra parte, Merlín es por lo menos igual de importante para la saga artúrica como Gandalf lo es para la del anillo, si no más.

      Eliminar
    2. Si se carga monstruos por la fuerza de su brazo, es un Guerrero. Si lo hace con su magia, es un mago. Si se los carga a base de ingenio o, mejor aún, si los esquiva, es un Especialista/Bribón/Buscavidas, etc.

      Hay más arquetipos. Pero para mí, arquetípicamente hablando, un Mago y un Clérigo cumplen el mismo rol: gente sabia que resuelve los problemas a base de magia.

      Y si me decís que un Clérigo es en realidad un Guerrero-Mago, entonces es que estamos mezclando dos arquetipos. Que no es algo que no pueda hacerse, pero es un poco redundante si estamos hablando de clases básicas.

      Y, repito, se pueden crear más clases con el sistema de generación de clases.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. @anonimous: ¿por qué llamas *enviado* al *taumaturgo*?

      @El Maestro de Esgrima: Seis respuestas acertadas, a veinticinco pesetas cada una son: ¡ciento cincuenta pesetas! [fanfarria]

      No niego la importancia de Merlín, pero ¿acaso va por ahí combatiendo monstruos y villanos como el Dr. Strange? ¿le vemos resolver misterios como Harry Potter? No. Su rol en la saga es análogo al del/la Anciano/a y Albus Dumbledore.

      A eso me refiero más abajo, cuando digo que "el *mago* jamás desempeña el papel protagonista". No sé por qué motivo, pero cuando el protagonista de una historia tradicional tiene poderes mágicos siempre se trata de un *embaucador* en vez de un *mago*. Véase Loki, véase Sun Wu Kung, véase Puck.

      Admito que Próspero es una excepción muy notable a la norma, así como el célebre Doctor Fausto, y merece un análisis en profundidad. (Pero hoy no.)

      Eliminar
    5. @Carlos de la Cruz: Sí, vale, la fuerza de su brazo, el secreto del acero y tal. Pero aquí hay que distinguir entre "fluff" y "crunch", la narrativa y la mecánica.

      Y la mecánica del D&guerrero D&aventurero promueve específicamente la infantería pesada, en detrimento del *señor de la jungla*, del *bárbaro semidesnudo*, del *karateka*, del *nómada arquero a caballo*, del *forzudo*, del *maestro de esgrima* y todo aquel luchador que no vaya fuertemente acorazado. Sería injusto compararlo con RuneQuest, pero es que ¡el mismísimo Chainmail ofrecía más variedad!

      El D&mago D&aventurero no suele destacar por su sabiduría. La narrativa es que sufre memoria de pez, y la mecánica es (a partir del nivel 5) resolver sus problemas con fuego y rayos.

      Mientras que un *mago* arquetípico no resuelve los problemas a base de magia, sino que recluta a algún pardillo con ansias de aventura para que lo arregle de su parte. ¡Gente sabia, no cabe duda!

      "Y si me decís que un Clérigo es en realidad un Guerrero-Mago..." ¿Quién ha dicho tal cosa. ¡Yo no, Dios me libre! El D&clérigo D&aventurero es una fusión Guerrero-Taumaturgo-Cazafantasmas-Médico de campaña que parece el fruto de una indigestión. No comprendo cómo llegó a producirse, por qué narices le llamarían clérigo y menos aún que se haya colocado entre las D&clases "básicas".

      Y si la mecánica no tiene mucho sentido, la narrativa todavía tiene menos. Un/a miembro/a de una jerarquía religiosa, que va por ahí saqueando tumbas en compañía de gentes de mal vivir. ¿WTF?

      @anonimous: "cuando el protagonista de una historia tradicional tiene poderes mágicos siempre se trata de un *embaucador*". Antes de generalizar harías bien en leer el Mahabaratta y el Ramayana. Cuando te los hayas terminado, hablamos (inculto).

      Eliminar
    6. @El Maestro de Esgrima:

      En la ficción hay tres categorías de personajes, según el rol que desempeñan: protagonistas, antagonistas y de soporte. Ahora puedo refinar mi tesis: tradicionalmente el mago desempeña roles de antagonista -p.e. Morgana- o de soporte -p.e. Merlín-, el mago protagonista es un invento moderno. Igual como lo de asar a tus enemigos con bolas de fuego.

      "La Tempestad" es un cuento de hadas posmoderno con un giro inesperado: el diabólico mago en realidad no es malvado, sino que finge serlo como parte de su plan para desenmascarar a los auténticos villanos. Por eso el cuento se nos muestra entre bambalinas, con el "antagonista" tradicional (Próspero) y el personaje de soporte (Miranda) en el centro de la escena y el supuesto "protagonista" (que me cuelguen si me acuerdo de cómo se llama) relegado a la periferia y casi casi a la irrelevancia.

      En todo caso, Próspero es memorable por ser el prototipo:

      (a) del "evil overlord" a lo Doctor (Malig)No: tiene una guarida secreta, una isla privada, un arma de destrucción masiva, una bellísima hija, un lugarteniente que hace todo el trabajo, un guardaespaldas mutante [y al menos uno de los tres es traicionero], un ejército de esbirros, un agravio del pasado, un plan de venganza... sólo falta que un ornitorrinco con sombrerito entre por la puerta y le sacuda.

      (b) del Dungeon Master -controla todo lo que hay en su isla, desde las criaturas hasta el clima, y poco ocurre en la obra que no haya planeado de antemano-. Me da en la nariz que los libros "de conjuros" que quema al final de la obra representan en realidad el Advanced Dungeons & Dragons y suplementos.

      Eliminar
  9. El *mago* siempre ha sido (a) el sabio mentor o patrón que apoya al héroe, o bien (b) el supervillano que le pone palos en las ruedas. Nunca, jamás desempeña el rol protagonista.

    Hasta que llegó Gandalf: el primer *mago* en la historia de la literatura que arriesga su mágico trasero yendo de aquí para allá en compañía de guerreros, enanos y demás gentes de mal vivir y peor morir, en vez de apalancarse en su torre de marfil y buscar pardillos que le hagan el trabajo sucio mientras él los vigila a través de una bola de cristal.

    En suma, que el Dracomago dracoaventurero es Gandalf... si Gandalf fuera un enclenque empollón de instituto con memoria de pez y huesos de cristal, en vez de un anciano robusto con una vara en una mano y una espada en la otra. ¡Mundo Bizarro!

    Dracoladrón dracoaventurero: ya está aquí, ya llegó ¡el *trickster*! El *arquetipo* más universal y querido por niños y mayores. ¡Loki! ¡Sun Wu Kung! ¡Coyote! ¡Anansi! ¡Robin Hood! ¡Ulises! ¡Tom Sawyer! Todos tan parecidos y tan distintos a la vez.

    La Dracoclase Dracoladrón dracoaventurero representa el *trickster*: "el tío ágil, despierto y un poco embaucador" tal y como acertadamente dice Carlos. ¿Es imposible errar este blanco, verdad? ¿verdad?

    ¿Por qué no contestas? Dime que D&D no la ha vuelto a dracocagar. ¡Dímelo! ¡Dímelooo!

    El Dracoladrón dracoaventurero no es tanto un *trickster* legendario como una pacotilla de gangster contemporáneo.

    ¡AAARGH! ¡DRACOHUMANOS, YO OS DRACOMALDIGO!

    BRICOMANÍA

    Dracoelfo dracoaventurero: coges un Dracoguerrero dracoaventurero, un Dracomago dracoaventurero, los cortas en canal, coses una mitad con otra y ¡ale! ¡te sale un Dracoelfo dracoaventurero!

    CALCOMANÍA

    Draconenano dracoaventurero: más que un *arquetipo*, esta Dracoclase esta calcada de un personaje muy concreto. Me refiero a Guimli, hijo de Gloin.

    Dracohobbit dracoaventurero: otra Dracoclase con nombre, apellido y código postal propios: Bilbo Bolsón, de Bolsón Cerrado.

    ¡CAMPANA Y SE ACABÓ!

    Voy a ser pesimista. Quiero decir: vuestro clon puede mantenerse fiel al D&D original o puede ser fiel a la literatura de fantasía. Veo difícil, por no decir que imposible, conseguir ambas cosas a la vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro retroclón puede intentar ser fiel al D&D original mientras proporciona herramientas para que lo conviertas en "otra cosa". Que lo consiga ya es otro cantar, aunque vamos a tratar de que sea así ;)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. @anonimous: no es verdad que el D&ladrón D&aventurero represente al *embaucador*. (Porque -y esta es otra- se dice *embaucador*, y no *trickster* ¡a ver si aprendemos a hablar en castellano!) El D&ladrón D&aventurero es un *mañoso* a lo McGuiver.

      @Carlos: os deseo toda la suerte y más en el empeño.

      Eliminar
  10. A mi, especialista no termina de convencer para referirse a la clase tal como la estáis definiendo. ¿Es un especialista en qué? De hecho, parece incluso lo contrario a un especialista, alguien con un montón de aptitudes y talentos pero que no destaca en ninguno.
    Personalmente, en lugar de ir por las tres clases "básicas", sólo por ser un retroclón, me decantaría por cuatro: guerrero, mago, buscavidas (para referirse a la clase apta en sigilo, detección, habilidades mecánicas como abrir cerraduras o desactivar trampas, aunque con énfasis en actividades tanto lícitas como ilícitas) y batidor (para una clase apta en supervivencia al aire libre).
    O, en caso de querer seguir amalgamando en una misma clase aptitudes de subterfugio y de supervivencia al aire libre, podríamos referirnos a esa clase como trotamundos, un individuo que se dedica a recorrer la tierra, alternando experiencias urbanas con vivencias al aire libre que le obligan a desarrollar talentos y habilidades para desenvolverse bien en ambos campos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son malas ideas. Es un especialista porque, si quieres, puedes poner todos tus puntos iniciales en dos habilidades, como por ejemplo, Escalada, Sigilo y Apuñalar. De modo que, por fin, desde el nivel 1 sea un tipo competente (muy competente) en lo suyo. Sea lo que sea lo suyo.

      El problema del Ladrón en D&D es que empieza siendo muy incompetente y avanza lentamente en su incompetencia hasta que, a niveles altos, comienza a ser muy competente en todo. Creemos que la aproximación de Lamentations of the Flame Princess es más adecuada en este caso.

      No estoy seguro de si deberíamos tener un batidor, aunque está claro que debería ser posible crear una clase así si resulta que tu campaña va a tratar sobre un cuerpo de exploradores y guardianes de una frontera salvaje.

      Eliminar
  11. Personalmente me gusta "aventurero" como el nombre arquetipo, creo que es el que tiene menos connotaciones asociadas a determinados comportamientos, tipo "bribón" o "pícaro". No veo demasiado problemas con que los otros arquetipos también vayan de aventuras, no creo que el nombre garantice exclusividad.
    Como alternativas, desgraciadamente no se me ocurre ninguna en español. El término "Jack" de Numenera me encanta para este rol, pero creo no tiene una buena traducción en nuestro idioma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he mirado las veces que se usa la palabra "aventurero" en las reglas y no son tantas (y en casi todos los casos se podría sustituir por "grupo de héroes" o "grupo de personajes"), por lo que no sería un obstáculo insalvable. Me sigue gustando poder decir que las clases básicas del juego son Guerrero, Mago y Aventurero. Le quita las connotaciones de "latrocinio" al Aventurero y creo que le da algo más de clase a la Clase, si se me permite el juego de palabras ;).

      Eliminar
  12. Bribón me gusta más, yo también opino que aventureros son todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se podría decir también que, en el viejo D&D, Bribones y Buscavidas son todos, incluso los magos :D

      Eliminar
  13. Yo al especialista lo llamaría 'buscavidas' y veo, justo antes de comentar, que hay más gente con la misma idea :-D

    ResponderEliminar
  14. Me gusta la idea de sólo 3 clases básicas, aunque tengo curiosidad por ver cómo pensáis gestionar la curación en un retroclón de D&D sin clérigo (en términos mecánicos). ¿La curación mágica queda en manos del mago? ¿Mediante hechizos (con la merma que supondría para el resto de su arsenal) o por otros medios (ungüentos, etc)? ¿O se potencia la curación por medios no mágicos?
    En cuanto al nombre de la tercera clase, casi todas las palabras posibles tienen un bagaje, bien peyorativo por su uso en el idioma (bribón, pícaro, truhán, etc), bien por su uso en otros juegos de rol o literatura fantástica (aventurero, explorador, saqueador - a lo Bilbo Bolsón -, etc.). Al final yo creo que en un manual básico que pretende ser una caja de herramientas, debe primar la claridad de la terminología sobre la inmersión (luego cada master ya le dará el nombre o nombres que crea apropiados en su campaña;) si en algún momento se va a usar "grupo de aventureros" o "se buscan aventureros" o lo que sea a lo largo del libro, "aventurero" no debería ser a la vez el nombre de una clase concreta.
    Sea como sea, aquí me quedo deseando saber más :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la cuestión es que gestionar la curación en D&D sin clérigo se puede hacer... si añades la clase de clérigo en las campañas tipo "saqueo de mazmorras". En cambio, si tu campaña es tipo "artúrica" y quieres que las heridas tarden tiempo en curarse y los personajes se tiren semanas en conventos o castillos recuperándose de sus heridas, no tienes por qué tener una clase de Clérigo. Recordad que Axis Mundi está pensado para soportar diversos tipos de campañas y que la típica campaña de D&D solo es uno de entre muchos tipos.

      Sobre el nombre, como ya he dicho antes, podemos usar "grupo de héroes" (que no lo serán en todas las campañas) o "grupo de personajes" (que sí que lo son siempre).

      Eliminar
    2. "casi todas las palabras posibles tienen su bagaje": cierto.

      ¿Ladrón? Tiene connotaciones despectivas de malhechor, lo cual no tiene por qué ser cierto.

      ¿Héroe? Tiene connotaciones apreciativas de bienhechor, lo cual no tiene por qué ser cierto.

      Especialista me suena a tomas falsas de Jackie Chan, "reparación de goteras" y "chapa y pintura". Pícaro me suena a pasar hambre y que al menor descuido un @#$% mendigo ciego te corra a coscorrones y collejas. Buscavidas se me figura a Paul Newman jugando al billar.

      Bribón, granuja, pillastre, golfo, truhán: sí. Son términos casi neutros. Casi. Al menos para mi. Pero constato que hay diversidad de opiniones ¡vaya por Dios! qué lío.

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Otros ya han mencionado que la clave es definir en qué es especialista el Especialista. Si el mago hace magia y el guerrero guerrea, la tercera clase, a grandes rasgos, lo que hace es localizar y acceder a los objetivos. Esto vale para un guardabosques, un ladrón, un asesino o un arqueólogo. "Infiltrador" estaría bien, pero no es una palabra que exista realmente. "Buscón", en su primera acepción "persona que busca", valdría también y tiene connotaciones de picaresca, aunque también algunas negativas, más aún en femenino. "Buscador" es más neutro, pero también menos interesante. Sea como sea, cualquiera de las tres da una indicación clara de a qué se dedica el personaje. Y seguro que hay otros términos en esa misma línea.

    Mi granito de arena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante perspectiva. Efectivamente, si definimos a la clase por aquello para lo que sirve "en el juego" y no tanto como arquetipo, esos tres conceptos serían apropiados.

      Eliminar
  17. Después de ver todos los comentarios y lo que se supone que puede hacer la clase, yo diría que la palabra que mejor lo define es "versátil", ya que lo mismo puede especializarse como no hacerlo como picar de cuatro cosas.

    Aventurero cuadraría, pero porque dentro de aventurero cabe todo. Especialista, bribón, pícaro y demás palabras afines no valdrían, porque podrías tener un personaje de esa clase que no tuviera nada que ver con nada de eso.

    Otras posibilidades que se me ocurren son ecléctico, todólogo, diletante... Diletante sí que existe en Cthulhu, pero los demás que he comentado no me suenan como clases.

    Versátil es para mí el mejor nombre como clase, aunque es cierto que suena raro porque no sé si se ha usado alguna vez. Igual podría ser en este juego la primera vez.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Se me ha ocurrido que hábil o habilidoso también podrían valer, porque su clase se basa en habilidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, curiosamente, Guerrero, Mago y Habilidoso (o Sagaz) no me suena tan mal ;)

      Eliminar
    2. Hay cosas que suenan mejor o peor, pero yo creo que también porque estamos acostumbrados a ciertos nombres. Y hay arquetipos que son muy conocidos para nosotros, como guerrero o mago, y otros no tanto, como el que se plantea en el juego.

      Recuerdo que cuando en D&D el ladrón pasó a ser pícaro era muy raro también. Para mí sigue siendo el ladrón, je je.

      Yo lo que creo es que si es un arquetipo nuevo habrá que ponerle un nuevo nombre, no reutilizar otro que no encaje y que además tenga muchas connotaciones.

      Eliminar
    3. Igual quedaría mejor llamarle "El manitas".

      Eliminar
    4. Apoyo el comentario de Alberto. Un manitas es hábil manipulando objetos, lo cual me cuadra muy mucho muchísimo con la mecánica del D&ladrón D&aventurero. De hecho su lista de habilidades se puede resumir en percepción (encontrar trampas, escuchar ruidos), sigilo (esconderse en la sombra, moverse en silencio) y maña (trepar paredes y el resto).

      Una persona sagaz anticipa los acontecimientos y manipula la conducta de propios y extraños, lo cual no encaja en ninguna D&clase predeterminada.

      Eliminar
  19. Aprovecho para insertar una queja, una petición, una sugerencia... tómalo como quieras.

    En la ficción hay tres categorías de personajes, según el rol que desempeñan: protagonistas, antagonistas y de soporte (llamarlos segundones o comparsas me parece discriminatorio).

    Las clases de PJ conforman una lista de los posibles protagonistas, el Compendio de Monstruos rezuma de antagonistas de cabo a rabo, pero ¿por qué D&D desprecia a los PNJ de soporte? Mentores sabios o necios, reyes justos o despóticos, princesas ingenuas o rebeldes, consejeros fieles o corruptos, taberneros joviales o malcarados... ¿no merecen una lista propia?

    ResponderEliminar