27 noviembre 2013

Día 27 - Defínete como jugador de rol

Vigésimo séptimo día del desafío propuesto desde Trasgotauro. Hoy nos toca definirnos como jugador de rol.

Como jugador de rol puedo llegar a ser un poco mosca cojonera. Me explico. Me gusta meterme en la piel del personaje y actuar como actuaría él dentro de los parámetros de su personalidad y de la aventura en la que está envuelto. Incluso si eso le mete en problemas. Esto no quiere decir que no me guste jugar aventuras tipo dungeon, donde la interpretación no es que sea el objetivo primordial, pero incluso en esos casos defino al menos ciertos parámetros de mi personaje, como si es un tipo temerario, una rata sigilosa y cobarde, o cualquier punto intermedio.

Comento lo de que soy un poco mosca cojonera porque no me gusta el encarrilamiento ("railroading") en las aventuras, y si creo que mi personaje debería actuar de cierta manera y veo que el máster me está intentando dirigir hacia algo que yo no veo claro... intento actuar como creo que debo según cómo lo haría mi personaje, no según cómo me parece a mí que quieren que actúe (no sé si me explico).

Os pongo unos cuantos ejemplos:

  • Jugando a "La Puerta de Ishtar", me tocó llevar a un mercenario bárbaro, que tenía una deuda con un rico y corrupto comerciante. Durante la partida, mi personaje se encontró rodeado de un par de fieles seguidores bárbaros, delante del comerciante desarmado... así que le corté la cabeza, me llevé su oro y escapé de la ciudad, dejando tirado al resto de miembros de la aventura. Eso hizo que terminara mi intervención en la aventura, pero me pareció un final satisfactorio, y que encajaba con mi personaje.
  • Jugando (de nuevo) a "La Puerta de Ishtar", a nuestros personajes les metieron en una trampa en la que tenían que entregar un paquete a un grupo de conspiradores. Pero el paquete era algo muy peligroso y nos pasamos el resto de la aventura tratando de poner el máximo de distancia entre nosotros y él. Yo fui de los que apoyó este curso de acción, a pesar de que me daba la impresión (quizá equivocada) de que el director de juego pensaba que trataríamos de cumplir nuestra parte del trato.
  • Jugando a "Risus" yo era el capitán de un barco corsario. Nos atacaron una especie de piratas mágicos que parecían inmunes a nuestras armas. Como era lógico (para mí) me rendí, y ordené a mi tripulación que hiciera lo mismo. El director de juego me comentó en ese momento que era la primera vez que veía a un grupo de jugadores rendirse. Un rato después, esos mismos piratas trataron de contratarnos para que les ayudáramos a nosequé, y vimos como su "campo de fuerza" se desvanecía. En ese momento, ordené a mi tripulación que les atacara y les matara, cosa que hicimos con alegre abandono. El director de juego volvió a comentar que era la primera vez que veía a un grupo de jugadores ignorar tan flagrantemente un gancho de aventura.

No quiero que penséis que siempre que juego trato de cargarme la aventura o joderle el plan al director de juego :D, pero sí que es cierto que me gusta ser coherente con la personalidad y objetivos de mis personajes y que no me importa tomar medidas drásticas si surge la oportunidad. Los que me tengan como jugador en sus partidas algún día harían bien en recordarlo :P.

Saludetes,
Carlos

P.D.: También tengo tendencia a intentar tomar el control del grupo, ya sea abiertamente o entre las sombras. Supongo que es porque tengo complejo de ex-máster y quiero controlar la partida todo lo que pueda ;). Sí, soy una joyita como jugador...

18 comentarios:

  1. Jajjajaa, vaya, me alegra conocer de primera mano las sensaciones que generé.

    Efectivamente, fue mi primera vez :-P Nunca antes se me había rendido así de fácil un grupo entero. Normalmente tengo que insistir, aunque es verdad que con Risus es muy fácil capturar hacer lo que quieras con los PJs que se resistan ^.^

    Y... vaya, todo el esfuerzo mágico de Jan Cantor, que echó el resto deshaciendo la magia de los piratas, pasó desapercibido. Sirvan estas líneas para reivindicarlo ;-) Por cierto, os cargasteis al mismísimo Drake... aunque la aventura podía seguir perfectamente, claro. Pero ¡que os cargasteis a Drake! XDDD

    Desde mi lado, jugadores como tú, capaces de sorprender al máster sin desbarrar, son lo que hacen divertido masterear.Y que sepas que estoy orgulloso de haber conseguido hacer que hablaras con asentou inglés, algo que por lo que he leído es de lo más raro ;-)

    ¡Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me rendí como estrategia. Como interpretaba a un hijo de... la Pérfida Albión... al final todo era una trampa para acabar con esos seres sobrenaturales :P.

      Es verdad que Jan Cantor deshizo la magia de los piratas. Lo siguiente, destriparlos, fue el único paso lógico :D.

      La verdad es que fue una partida muy divertida :).

      Eliminar
  2. Pues yo soy todo lo contrario, soy un jugador al que le gusta que el master le cuente la historia y aunque a veces hago cosas por mi cuenta siempre suelen ser pensando en el grupo y siguiendo la logica de la aventura.

    Soy complice del master por asi decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! no cobarde no!

      Por ejemplo en la ultima sesion de WH40K DW la escuadra tuvo que internarse en una base espacial para investigar el silencio de comunicaciones que habia. Al principio fuimos en grupo y nos internamosen la base, pero la cosa se empezo a torcer y al ser mi PJ una especie de recon decidi marchar por delante de mi grupo para avisarles de posibles peligros que se acercaran al grupo, finalmente termine perdido en la base donde llegue a un laboratorio por la gracia del master.

      1º No decidi salir de la base espacial he irme por ahi a mi bola jodiendo la historia al master.

      2º Mi decision ayudo al grupo a desahacerse de una horda que iba hacia ellos escondiendose con antelacion, si no les hubiesen pillado en bragas.

      3º El master lo tuvo facil para guiarme al laboratorio donde pasara algo importante en la historia mientras el resto de la escuadra decidio seguir hasta el centro de control de la base.

      Basicamente a lo que me refiero es que soy jugador que ayuda tanto al grupo como al master a llevar la historia a buen puerto.

      Cobarde lo soy dependiendo del personaje que lleve jejje!

      Eliminar
    2. Era un "cobarde" en el sentido de actuar siempre buscando la lógica del grupo y la aventura, y ser cómplice del máster ;), pero el ejemplo que has puesto es bueno, sí.

      Eliminar
  3. En cierta partida de 7º mar, mi personaje acabó en un barco de "contrabandistas". Su capitana era otro PJ, así como varios apsajeros maś. todos teníamso en común que queríamos salir navegando de dónde estábamos cuanto antes...
    El problema es que los cotnrabandistas... más bien resultaron ser piratas. Dado que mi PJ era un espia/saboteador (o directamente, terrorista) del Rilasciare: es decir, luchador por la libertad frente a la opresión de los gobiernos, los hechiceros y de paso la Iglesia. Y sí, claro que mi PJ estaba dispuesto al asesinato o el sabotaje para complir sus objetivos, pero dado que es un idealista, no estaba dispuesto a sacrificar inocentes sin una MUY BUENA causa.
    Así que cuando el barco decidió atacar a un mercante para abastecerse, yo me negué a participar. El caso es que se rindieron rápido...
    Pero cuando se ordenó matar a los prisioneros para que no quedaran testigos que delataran al barco, yo me interpuse entre los prisioneros y mis compañeros y todos los piratas: ¡por encima de mi cadaver!
    Ese enfrentamiento con mis compañeros fue el primero de varios desencuentros con la capitana y los otros PJs:
    - No les gustaba que tuviera secretos... pero releche soy un espía ¡no voy a confiar de primeras en ellos!
    - Terminé secuestrando a un tipo, metiéndolo de tapadillo en la bodega. Después de eso la capitana me apresó y me quitó mis cosas. Me fugué fácilmente, em colé en su camarote y me hice con su mapa del tesoro, que a mí me daba igual, pero era mi canje para recuperar mi equipo y salir vivo y con mi prisionero...

    Ni mi PJ era especialmente antisocial, ni nada por el estilo... pero mis compañeros no entendían "rolear" al PJ aunque eso no encaje con el metajuego de "tenemos que ser compañeros porque jugamos juntos". En fin, que mi rol va por delante.

    He tenido más partidas así, pero ahora mismo, esta es la que mejor recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente lo que comentas es algo que yo podría haber terminado haciendo. Creo que, en cierto sentido, comportarme así es una especie de rebelión ante el concepto "tenemos que ser compañeros porque jugamos juntos". No, lo siento; yo necesito un poco más de cohesión en el grupo.

      Eliminar
  4. No te das cuenta Carlos que eres un jugador "dantesco"
    XD....

    ResponderEliminar
  5. Yo soy un tipo de jugador similar. Algo más peligroso para mis compañeros, quizá, pero de la misma cuerda XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde aquí hago un llamamiento al sentido común y a la colaboración con el resto de jugadores y con el director de juego. Que sí, que sé que es difícil... la libertad de acción es... embriagadora :D

      Eliminar
  6. Ese tipo de jugadores suelen dejar en evidencia cuando una partida está muy encarrilada (dejar en evidencia no en el mal sentido) y eso me gusta, porque aunque más trabajoso, será más intensa la experiencia si los jugadores tienen libertad para afrontar la partida a su manera.

    Un 10 por mi parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, creo que ahí has dado en el clavo: creo que en mi actitud hay mucho de rebelión ante una aventura demasiado encarrilada.

      Eliminar
  7. Yo he jugado muy poco como jugador, y con mucho tiempo entra una y otra partida, por lo tanto no sabria definirme como jugador... pero en mi grupo de 5 personas (o 4) que solemos jugar, 3 son de tu estilo, Carlos. Y hay partidas muy muy divertidas... pero en otras, como master, me revientan la sesion xDDD. Lo bueno de esto, es que no tengo que preparar la siguiente sesion, y aprovecho para adelantar material para otras futuras sesiones ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, mira, no hay mal que por bien no venga ;). En cualquier caso, estoy seguro de que todos los jugadores de rol son peculiares, cada uno a su modo ;).

      Eliminar