16 noviembre 2015

El Desafío de los 30 Días (3ª edición) - Pregunta 16

Derivamos aún más hacia el rol, y creamos a nuestro PJ

Pregunta 16: Empieza lo interesante. Durante 15 días hemos estado definiendo Highdell. Es un trabajo largo, en ocasiones tedioso, con poco reconocimiento por parte de aquellos que no participan. Pero... oye, esto es rol. O al menos, sabes que es una ambientación rolera que se acerca a lo que juegas en tus partidas cuando utilizas la fantasía... así que... ¿tu quien serías? Hazte un avatar para jugar en Highdell, y cuéntanos como es.

Iván Brunner es hijo y nieto de aventureros. Desde hace varias generaciones los Brunner se han dedicado al noble oficio de salir de aventuras y, gracias a un par de afortunadas expediciones, la familia ha prosperado en Highdell, donde poseen un par de casas y negocios. Varias de las mujeres Brunner son miembros del Gremio de Viudas y Huérfanos, y se espera de un joven Brunner que se dedique al "negocio familiar". En la anterior generación ya hubo unas cuantas aventureras Brunner, y en la actual no se distingue entre sexos y se entrena a las chicas igual que a los chicos.

Iván es el hijo mediano de Humbert Brunner, un aventurero veterano casi retirado. Su padre le ha enseñado multitud de trucos del oficio, e Iván se siente igual de cómodo batiéndose en duelo como rastreando trasgos por el páramo o usando el garfio de escalada para entrar sigilosamente en una fortaleza.

Iván es de complexión media, pelo negro y rizado y mirada astuta. Suele vestir ropas de buena calidad, y cuando está enfrascado en alguna misión viste un jubón de cuero como protección, que no le estorba demasiado al desplazarse o esconderse. Sus armas preferidas son la espada corta, la ballesta ligera y las dagas arrojadizas. En su mochila suele llevar las herramientas de su oficio, desde cosas típicas como linternas y cuerdas hasta cosas más sofisticadas como un par de pociones mágicas.

La personalidad de Iván es típica de los Brunner: intrépido, algo orgulloso y muy seguro de sí mismo. Como miembro de una familia famosa de aventureros, tiene claro que debe mantener el buen nombre de los Brunner, embarcarse en misiones peligrosas y hacer fortuna. Aunque pueda parecer demasiado fanfarrón, lo cierto es que su padre le ha enseñado a confiar en sus compañeros de aventuras, y su lealtad a los grupos a los que ha pertenecido es alta. Los consejos que ha escuchado a sus mayores mientras crecía y su propia experiencia personal le convierten en un miembro valioso de cualquier grupo de aventureros.

Saludetes,
Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada