09 noviembre 2015

El Desafío de los 30 Días (3ª edición) - Pregunta 9

En esta entrada, describiremos someramente un dungeon cercano a Highdell. Estoy casi seguro de que bajo el Castillo Altatorre hay unas mazmorras bastante extensas, igual que las que hay bajo la prisión... pero vamos a pensar en un sitio un poco más alejado del pueblo.

Pregunta 9: Espera, espera, espera… ¿todavía no hemos hablado sobre dungeons? Pues ya es hora, y más si estamos situándonos en un ambiente medieval fantástico. Seguro que alrededor de Highdell conoces un dungeon. Una sucesión de cavernas, un sótano que se abre a una sección de las alcantarillas medioenterradas, una torre cuyos subterráneos se encuentran por explorar. Por favor, cuéntanos lo que sepas de dicho dungeon.

highdell se encuentra rodeado de montañas y en un lugar cercano al mar. De hecho, el pueblo se encuentra en un fértil valle, atravesado por un pequeño río, el Aguasfrías (Coldwater). Siguiendo el curso del río hasta su nacimiento en las montañas, es posible encontrar un complejo subterráneo llamado las Cavernas Tintineantes. Estas cavernas se encuentran en un gran promontorio de piedra caliza que el río Agusfrías rodea. A lo largo de los siglos, las precipitaciones y el propio río han ido horandando la piedra, creando un complejo de cavernas que, a día de hoy, siguen modificándose a medida que algunas secciones se derrumban y el agua crea otras nuevas.

El nombre de las cavernas se debe a que el agua está por todas partes: en corrientes de agua tributarias del río, en lagos de agua estancada o incluso rezumando de las paredes. Todas esas corrientes, gotas o riachuelos hacen que las cuevas estén llenas de un ruido como de campanas, que hace además muy difícil escuchar ruidos incluso de la caverna más cercana.

Actualmente hay varias entradas al complejo de cuevas. Las más conocidas:

  • El Pozo: un gran túnel vertical al que se accede desde lo alto del promontorio donde se encuentran las cavernas.
  • La Cueva de los Murciélagos: se encuentra en la parte norte del promontorio, y da a una altísima caverna habitada por una gran colonia de murciélagos.
  • La Playa de Piedra: está en la parte sur del promontorio, a la orilla del río. Tiene como techo el propio promontorio y la playa es una sucesión de cantos rodados que el río ha ido horadando con los años. Al fondo de la playa hay una estrecha grieta que termina llegando a las cuevas.
  • La Puerta de Piedra: una puerta mágica creada por un hechicero olvidado, que se abre al crepúsculo y al amanecer, y que da a un largo túnel que termina llegando a las habitaciones donde vivió el mago, y de allí al resto de las cavernas.

Hay varios lugares famosos en las Cavernas Tintineantes, que muchos grupos de aventureros han visitado a lo largo de los años:

  • El Lago Resplandeciente: en la parte más profunda de las cuevas existe una caverna muy antigua. Se dice que las distintas corrientes de agua de las cavernas terminan llegando hasta aquí, alimentando un lago subterráneo. En este lago viven unos peces que no se conocen en ningún otro lugar, unos peces extraños similares a carpas, que brillan en la oscuridad. Cuando los peces suben a la superficie del lago a alimentarse de insectos o restos de comida arrastrados por el agua, iluminan con su brillo las oscuras cavernas. La leyenda cuenta que en el fondo del lago existe un cofre lleno de monedas de oro, y que los peces adquieren su brillo mágico al comerse una de esas monedas.
  • El Laboratorio de Rasidel: si entras por la Puerta Negra en las Cavernas, terminarás llegando a unas estancias que el Mago Rasidel construyó hace muchos años. El Mago murió hace tiempo, y sus estancias están abandonadas desde entonces. Esta zona ha sido saqueada tantas veces que ya casi no queda nada por llevarse: hasta la cama del mago la partieron unos aventureros en trozos y la vendieron por piezas. Sin embargo, una vez se encontró una sala del tesoro detrás de una puerta secreta, y aún es posible que quede alguna otra sala escondida en el lugar. Pocas personas entran en una sala oscura y siniestra con un círculo mágico grabado en el suelo; se siente un frío sobrenatural en ella.
  • Las Gradas: esta zona está formada por un grupo de tres grandes cavernas conectadas entre sí. Cada caverna está formada por niveles cada vez más estrechos que van hundiéndose en el suelo, como las gradas de un gran anfiteatro. A lo largo de estas cavernas se han ido construyendo pequeñas estancias y almacenes en los distintos subniveles, y es una de las zonas que es más normal que esté habitada.
  • La Cripta: cerca de las cuevas de los murciélagos hay una caverna en la que se pueden encontrar trece sarcófagos de piedra. Ocho de ellos están vacíos, pero los otros siete tienen una gran tapa de piedra cubriéndolos. En cada sarcófago hay un vampiro, durmiendo eternamente. Hay quien dice que los vampiros encerrados allí cumplirán uno de los deseos de los que les liberen, pero otros susurran que, en realidad, siempre que alguien ha liberado a uno de los vampiros, se ha convertido en la primera presa del monstruo.
  • El Laberinto Inundado: en todas las cavernas hay una gran cantidad de zonas formadas por innumerables túneles que se cruzan entre sí y forman laberintos. El más peligroso es el Laberinto Inundado, que está lleno de agua. Unos aventureros encontraron en una ocasión una cueva con aire dentro de este laberinto, en la que había un gran tesoro. Pero sólo uno de ellos consiguió escapar con vida, puesto que hay una monstruosa serpiente acuática viviendo en estos túneles.

Las Cavernas Tintineantes han sido el hogar de diversos grupos de personas (y monstruos) desde tiempo inmemorial. Actualmente, los habitantes más destacables de los cuevas son los Kobolds de Rekut, una tribu que actualmente vive en las Gradas, el complejo de cuevas situado en el centro de las Cavernas Tintineantes. Llegaron a la zona hace un par de años, y durante un tiempo mantuvieron un perfil bajo, sin atacar a las zonas colindantes ni a Highdell. Sin embargo, sólo estaban llenando las cuevas de trampas para convertirla en una fortaleza inexpugnable. Ahora, han comenzado a tender emboscadas a los comerciantes y viajeros que se dirigen a Highdell, y pronto algún grupo de aventureros tendrá que entrar en las Cavernas Tintineantes a expulsarlos.

Saludetes,
Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada