22 noviembre 2015

El Desafío de los 30 Días (3ª edición) - Pregunta 22

Una idea con dos entidades de las descritas... vaya, este desafío se está poniendo difícil...

Pregunta 22: Ayer estuvimos detallando las relaciones entre algunas entidades creadas en el capítulo 4 del desafío. Pero las entidades no solo se ven influenciadas entre los propios dioses, sino que además, tienen bastante influencia con el mundo que les rodea, y en concreto, con los mortales que habitan en dicho mundo. Describe una idea de aventura con dos entidades distintas de las descritas en el capítulo 4. Puedes descargarte una recopilación de todos los dioses en este enlace

Samara es una sacerdotisa de Aonghus, dios de la ganadería. Durante muchos años ha viajado de un lado a otro del reino, ayudando a familias humildes de ganaderos a cuidar de sus rebaños, asistir a partos (tanto de humanos como de animales) y, en general, a hacer el bien. Es una mujer de espíritu bondadoso, que cree sinceramente en que todo el mundo tiene, como mínimo, la capacidad de ser bueno.

Hace unas semanas, viajando hacia una granja cercana a Highdell, Samara tuvo un encuentro con unos kobolds, los Caballeros del Sangrante Despropósito. Los kobolds estaban siguiendo uno de sus absurdos planes en nombre de su dios, Yoraj, el dios kobold de la Ignorancia y las Peticiones Desoídas. Sorprendentemente, no mataron a Samara, pero sí se la llevaron con ellos hacia las montañas. Samara podría haber huído en un par de ocasiones, aprovechando las frecuentes riñas entre los kobolds... pero lo cierto es que cree que puede sacar la bondad que existe en el interior de sus captores, hasta convertirles en seres de provecho, ¡o incluso en adoradores de Aonghus!

Es verdad que algunos de los kobolds que están empezando a cambiar sus maneras, y unos pocos escuchan a Samara embelesados. Los más entusiastas de las enseñanzas de la sacerdotisa incluso han empezado a lavarse y asearse. Aún así, los kobolds están llevando a Samara al lago Aolknom, donde vive su dios, puesto que hace ya casi cuatro años que éste se manifestó por última vez, y pronto volverá a presentarse ante sus adoradores.

Aonghus siente que su sacerdotisa está en un peligro mortal. Le ha enviado sueños para conminarla a escapar, pero Samara piensa que son una tentación para que no cumpla su misión evangelizadora; una especie de prueba. Aonghus ha decidido en su lugar aparecerse ante varios grupos de aventureros para animarles a que salven a su adoradora. Aquellos que lo intenten se enfrentarán a un gran peligro, puesto que Yoraj está a punto de despertar, y decenas de kobolds se encuentran ya a la orilla del lago Aolknom y sus alrededores.

Lo peor del caso es que, si los aventureros llegan hasta Samara, esta intentará evitar por todos los medios ser rescatada. Y Aonghus no vería con buenos ojos que se usara la violencia para rescatar a su sacerdotisa.

Saludetes,
Carlos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada